1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Colombia entra en la élite de países que inspiran confianza

Gobierno, empresarios, analistas, académicos y dirigentes gremiales reaccionaron ayer positivamente a la decisión de la firma calificadora de riesgo Standard and Poor’s de otorgarle a Colombia el grado de inversión.

POR:
marzo 17 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-17

El presidente Juan Manuel Santos expresó su satisfacción por el hecho y dijo que esto equivale a un certificado de buena conducta. “Recibir de nuevo el grado de inversión es como tener un certificado de buena conducta en materia económica”. En su opinión, “la nueva calificación les permite a muchas empresas, fondos de pensionados e instituciones públicas, entre otras entidades, invertir sus recursos en Colombia, lo cual, a su vez, le reduce al país el costo del capital”. Santos dijo que a partir de este momento va a ser más barato acceder al crédito, y eso tiene un impacto muy positivo en la economía, en la generación de empleo, en la competitividad del país. De acuerdo con Standard and Poor’s, su decisión de elevar la calificación de la deuda colombiana (a BBB-, desde BB+ y mantener la perspectiva estable) fue tomada por la resistencia que el país ha tenido a la crisis financiera y a mejoras en materia de crecimiento y desempeño fiscal. Con la calificación, Colombia se sitúa al mismo nivel de inversión de países como Brasil, Perú, México y Panamá. De acuerdo con el comunicado de S&P, la nueva calificación para la deuda colombiana denominada en dólares con perspectiva estable, quedará así: Deuda de corto plazo denominada en dólares: pasó de B a A-3, y de largo plazo denominada en dólares: subió de BB+ a BBB- (la menor escala dentro de los grados de inversión). De la misma forma, la firma ratificó la calificación BBB+ y A-2 para las deudas de largo y corto plazo denominadas en pesos. La firma agrega que en materia de acciones también hay gran potencial, debido a la inclusión de los títulos en índices internacionales de acciones emergentes grado de inversión y otros, a parte del espaldarazo que representa esta decisión para nuestra economía y los esfuerzos que se están haciendo en materia fiscal. El ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo que este pronunciamiento se produjo después de muchos meses en los cuales representantes de la calificadora revisaron en detalle aspectos de la economía colombiana, como la estrategia de crecimiento y el historial de pago de deudas, entre muchas otras cosas. “Les gustó mucho la historia de las locomotoras y las buenas perspectivas del país en alimentos, energía, infraestructura e innovación”, dijo. Alejandro Gaviria, decano de Economía de la Universidad de los Andes, considera que “los efectos inmediatos no van a ser muy grandes porque es probable que los mercados ya hayan descontado buena parte de la mejora de la calificación. Puede que la tasa de cambio tenga una baja inmediata, pero el mercado mismo se encargará de estabilizarse y al final del año el dólar estará entre 1.850 y 1.900 pesos”. El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), Luis Carlos Villegas, dijo que esta es una muy buena noticia para el sector privado porque los empresarios dependen del costo del capital. “Esperamos que en los próximo días esta decisión sea acompañada por las otras calificadoras, es decir, Fitch y Moody’s”. Villegas dijo que el grado de inversión se resume en las palabras ‘certidumbre’ y ‘confianza’. “De aquí en adelante, los mercados internacionales verán a Colombia como un país previsible y confiable”. - Razones para elevar la calificación Entre las principales razones que argumentó S&P están las siguientes: -Aumento en la resistencia de la economía del país a choques externos. -Mercado de capitales más profundo y mejoría en la liquidez externa, que debe- ría continuar reduciendo la vulnerabilidad en el peso de la deuda soberana. - Fortaleza en los ingresos del país que se verá balan- ceada con un incremento en los gastos en salud, en una pobre infraestructura que está reduciendo el cre- cimiento del PIB y en un alto gasto social y econó- mico para combatir los conflictos internos. - Expectativa por efecto en el mercado La noticia sobre el grado de inversión se conoció ayer, minutos después del cierre de los mercados locales, por lo que no alcanzó a impactar las operaciones. Aún así, el dólar, que había cerrado en 1.892 pesos, tuvo una caída de 20 pesos en el mercado next-day, es decir, en aquellas operaciones que se cumplen hoy. Mauricio Restrepo, gerente de investigaciones de la firma comisionista Bolsa y Renta, afirma que la decisión genera optimismo, aunque algunos digan que buena parte del efecto ya esté descontado. “En el mercado de acciones puede animar nuevamente a los inversionistas a mirar a Colombia”, dijo. Justamente, un informe de Corredores Asociados señala que después de esta decisión ven espacios de valorizaciones tanto para la deuda pública como para la moneda y las acciones, pero estas pueden limitarse a lo que sucede afuera y por eso “es importante guardar prudencia en un momento donde los mercados internacionales amenazan con un posible evento nuclear en Japón”. En medio de la buena noticia, los expertos siguen esperando la decisión de las otras calificadoras de riesgo , es decir, Moody’s y Fitch Ratings. HELGON

Compartir