1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

En las condiciones actuales, es difícil acelerar baja de intereses

Asobancaria señala que hay modalidades como el crédito de consumo con altos niveles de riesgo y morosidad.

El presidente Santos hizo un llamado para que los bancos bajen los intereses.

En la modalidad de consumo, la cartera morosa representa el 5,9% del total. En el último año, aumentó 27.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 14 de 2017 - 09:19 p.m.
2017-08-14

Los ajustes en el cálculo de la tasa de usura, anunciados recientemente por el Gobierno, siguen generando inquietudes.

(Lea: Tasa de usura bajará en 73 puntos desde septiembre

Mientras que el argumento del Ejecutivo para que dicho interés sea calculado cada mes y no trimestralmente radica en que apodrá reflejar más rápido la baja de tasas del Banco de la República, y por tanto estimular el consumo de los hogares y la economía, la banca considera que, independientemente de la periodicidad del cálculo, las condiciones no dan para que el costo del dinero baje tan rápidamente.

(Lea: Gobierno Nacional pagó $4,82 billones de intereses de los TES

Actualmente, la tasa de usura para crédito de consumo y ordinario está en 32,97 %, y los cálculos del Gobierno señalan que habría una reducción de 0,71 puntos, con lo cual quedaría en 32,26%.

Sin embargo, la Asobancaria señala que cambiar la frecuencia del cálculo no tiene mucho sentido en la coyuntura actual, en la cual los niveles de riesgo y la morosidad están en niveles altos.

Y es que si bien el microcrédito y la cartera comercial han sentido más reducciones de las tasas, la realidad es que en los créditos de consumo, particularmente las tarjetas de crédito, la baja no es significativa, pues la cartera vencida sigue creciendo.

Germán Montoya, director económico de Asobancaria, explicó que el enfriamiento de la economía colombiana ha puesto presiones sobre la demanda de los hogares, con lo cual se exacerban los riesgos en la modalidad de crédito de consumo.

Precisamente, el gremio señaló que “quienes abogan por esta medida argumentando que permitirá presionar a la baja las tasas de consumo pasan por alto el hecho de que los determinantes de la formación de precios (tasas de interés) se mantendrán inalterados mientras persistan los actuales niveles de riesgo y no termine de gestarse en su totalidad la transmisión de la política monetaria a las tasas de los créditos de estos segmentos”.

Justamente, insistió en que la política monetaria toma alrededor de 14 meses en transmitirse a los créditos, y apenas han pasado poco más de 7 meses desde que el Banco de la República empezó a bajar la tasa de intervención. Mientras que en diciembre del 2016 pasó de 7,75 a 7,5 %, hoy está en 5,5 %.

Por otra parte, el centro de estudios Anif considera que, al menos este año, la baja en los intereses tendrá poco impacto en el PIB real. Esto, si se tiene en cuenta que la mayoría de los créditos de las familias son a tasa fija “y ello impide que se de una rápida transmisión de las bajas en la tasa repo al servicio de la deuda de los hogares”.

Igualmente, considera que se necesitarían ágiles mecanismos de recompra de cartera, pero además apunta a que ya hay una “saturación” de crédito en los hogares”, al señalar que las deudas de consumo y vivienda representan el 40 % del ingreso disponible.

Compartir