1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Los créditos ‘colgados’ ya superaron los $19 billones

Las obligaciones en mora representan el 4,47% del saldo de cartera total, el nivel más alto desde mayo del 2010. 

moneda colombiana

El llamado de las autoridades es que en la temporada de fin de año haya responsabilidad de los usuarios a la hora de tomar deudas.

Archivo /Hernando Herrera.

POR:
Portafolio
noviembre 14 de 2017 - 08:58 p.m.
2017-11-14

La capacidad de las personas naturales y de las empresas para mantenerse al día con sus obligaciones financieras sigue resentida por las dificultades que ha atravesado la economía en los últimos meses.

(Lea: A septiembre bancos reportan 5,3 billones de pesos en utilidades

Esto se ve reflejado en la evolución que han tenido los préstamos vencidos en el sector financiero. Los datos más recientes, con corte a septiembre, muestran que los créditos con una mora superior a 30 días ya superaron los 19 billones de pesos, casi 40 por ciento más que hace un año.

Para dar una idea, la cartera de crédito total (incluido el Fondo Nacional del Ahorro) está en 431,9 billones de pesos, es decir que por cada 100 pesos prestados, hay 4,47 pesos que están ‘colgados’.

(Lea: La cartera vencida subió 41,4% en el primer semestre

Este dato es el más alto desde mayo del 2010, aunque está muy lejos de los máximos históricos alcanzados en la crisis del 99, cuando la cartera vencida alcanzó a superar el 15 por ciento.

LAS MEDIDAS

(Lea: Programas de reparación de crédito, la apuesta para saldar deudas

“Nadie quiere una cartera deteriorada, pero la realidad es que hay un buen nivel de provisiones que permite mantener la solvencia y la estabilidad del sistema”, señaló el superintendente Financiero, Jorge Castaño Gutiérrez.

Añadió que por cada peso que lleva más de 30 días vencido, hay 1,25 pesos de respaldo en provisiones, lo que muestra que “las entidades financieras han reaccionado a las medidas de su pervisión y a sus políticas internas”.

Recordó además que “en este momento el deterioro no es por malas prácticas de la banca, sino que es una transmisión propia del ajuste del ciclo económico”.

Es más, las propias entidades han manifestado todo el año que han mantenido o elevado sus exigencias a la hora de prestar, y esta situación se extenderá incluso en el último trimestre del año, según el Reporte sobre la situación del crédito, realizado trimestralmente por el Banco de la República.

Entre tanto, Castaño dijo que se ha supervisado la forma en la cual se están originando los créditos, en materia de tasas y plazos, así como monitorear el comportamiento de los grandes deudores del sistema, como empresas de infraestructura, construcción, transporte masivo y Electricaribe.

“La idea es que las entidades gestionen bien el riesgo, provisionen bien, originen bien y traten bien al consumidor financiero”, afirmó el Superintendente.

De hecho, una de las alternativas para facilitar la recuperación de cartera y aliviar la carga de los usuarios entró en vigencia este mes. Se trata de la posibilidad que los deudores morosos puedan pedir que las entidades les modifiquen las condiciones de sus créditos y así poder cumplir con sus obligaciones.

Por lo pronto, el Superintendente envió el mensaje de que en la temporada de fin de año los colombianos sean responsables a la hora de tomar créditos y que asuman el compromiso de que las deudas que tomen en esta época de mayores gastos se puedan pagar.

Esto es clave, si se tiene en cuenta que el deterioro en la cartera no es solo por cuenta de las empresas (aunque son las que más pesan), sino que también hay un aumento marcado en la morosidad de los hogares.

Mientras que los créditos comerciales vencidos aumentaron 53 por ciento en el último año, los de consumo subieron 28 por ciento y en el caso de los de vivienda el alza fue de 31,5 por ciento.

Justamente, la cartera vencida en la modalidad empresarial representa el 3,8 por ciento del total, mientras que en la de consumo ya ronda el 6 por ciento.

De cualquier manera, el ritmo de crecimiento de la mora en algunos segmentos y entidades se ha moderado, y se espera que el año termine con datos más alentadores.

No obstante, el panorama no está del todo claro. Un informe de la Asociación Bancaria plantea algunos de los desafíos que enfrentará el crédito en el remate del año y en el inicio del 2018.

Entre ellos, menciona “una recuperación del consumo de los hogares más lenta que la prevista, una recuperación moderada de los canales de inversión, unos bajos niveles de confianza y la probabilidad latente que la tasa de desempleo se deteriore en los próximos meses”. Algunos se han materializado, principalmente los referentes al mercado laboral y el consumo de las familias.

GOLPE A LAS GANANCIAS

La debilidad en el crecimiento de la cartera y más aún, el aumento en las provisiones por cuenta de la morosidad, les pasaron factura a los resultados de las entidades financieras.
Ayer, la Superfinanciera informó que, de los 9,37 billones de pesos que ganaron las firmas del sector a septiembre, 5,72 billones correspondieron a los establecimientos de crédito (bancos, compañías de financiamiento y corporaciones financieras), que representan una reducción de 4,3 billones de pesos frente al dato de hace un año.

Luisa Gómez Rodríguez
Subeditora de Portafolio

Compartir