1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Tras cuatro años, ejecución en planes de agua van en 5%; pobre balance en Planes Departamentales

De 1.290 proyectos, 796 no se han presentado, 343 se consideran viables, 125 han sido devueltos a lo

POR:
marzo 22 de 2011 - 02:15 a.m.
2011-03-22

Cuatro años después de lanzados los ambiciosos Planes Departamentales de Agua (PDA), que preveían la construcción de cientos de acueductos municipales por un valor de 11 billones de pesos, sólo se han contratado 505.000 millones de pesos que corresponden a 164 proyectos, según un informe conocido por PORTAFOLIO y elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

De acuerdo con el balance, de 1.290 proyectos, 796 no se han presentado, 343 se consideran viables, 125 se han devuelto a los entes territoriales para que realicen ajustes y 26 más están en estudio.

Desde junio de 2009 la Procuraduría General de la Nación “evidenció serias dificultades en la implementación y desarrollo de los planes departamentales” y más recientemente abrió investigación a varios funcionarios de la Región Caribe por presuntos malos manejos.

Los traumas generados por el atraso son múltiples. Por ejemplo, ante la falta de acueductos y redes de alcantarillado, 20 millones de personas están en riesgo de salud, pues podrían estar consumiendo agua en condiciones no aptas.

Según el presidente de Acemi, Juan Manuel Díaz-Granados, las enfermedades derivadas de la mala calidad del agua representan la tercera causa de consulta médica en menores de cinco años.

“Según la Encuesta Nacional de Salud, que Profamilia divulgó hace poco, el 13 por ciento de los niños del país sigue presentando cuadros con diarrea, una cifra similar a la reportada en 2005, en otras palabras, el avance es nulo”, explicó.

La presidenta de la Asociación Colombiana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (Acodal) Maryluz Mejía de Pumarejo, pidió “ponerle acelerador a los planes porque adicional al beneficio sanitario en la población, en las regiones del país repuntará la generación de empleo y mejorará la calidad de vida”.

Según estudios del Banco Mundial, por cada 1.000 millones de dólares que se invierten en este sector se pueden generar alrededor de 40.000 empleos. Teniendo en cuenta que el presupuesto de los PDA asciende a 11 billones, en Colombia estaríamos hablando de un frente que pudiera generar 240.000 empleos.

Otra consecuencia de esta demora toca a las empresas dedicadas a la construcción y fabricación de tuberías para agua.

Compañías como Pavco y Gerfor realizaron millonarias inversiones para ampliar su capacidad instalada y atender los requerimientos de los municipios y departamentos. “Esas empresas siguen esperando los pedidos de los PDA, invirtieron en ampliación, reconversión, certificaciones de calidad y en personal calificado”, explicó Mejía.

Datos suministrados por Gerfor indican que las inversiones ascendieron a 15 mil millones de pesos en los dos últimos años en una planta ubicada en Cota, Cundinamarca.

La lentitud es tal que el Dane, en un reporte de obras civiles divulgado la semana anterior, registró en el último trimestre del 2010 un descenso de 11 por ciento en las inversiones para suministro de agua, acueductos y alcantarillados.

Pese a este panorama, tal y como sucedió con las concesiones viales, al interior del Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial ya se habla de PDA de segunda generación, una versión mejorada del programa lanzado por el Gobierno Uribe.

Un ajuste muy conveniente

Una de las buenas noticias de los PDA es que el Gobierno prevé una priorización de los recursos orientados a atender la rehabilitación y reconstrucción de los sistemas afectados con la ola invernal y se incluyó al sector rural. La otra buena noticia es que, a diferencia de las concesiones viales que han generado más de un dolor de cabeza y un desangre del erario, los PDA cuentan con diseños de detalle, es decir, se puede conocer el valor exacto de las obras.

El gobernador de Cundinamarca, Andrés González, le envió un mensaje claro a los que piden mayor velocidad. “Muchos quisieran ver las obras ya, pero no debemos olvidar un sinnúmero de acueductos que no están terminados y que empezaron a construir sin los estudios completos. No hay un solo peso en los PDA sin estu- dios serios o rigurosos”, afirmó el mandatario.

Insisten en la Agencia Nacional especializada

La directora de Acodal, Maryluz Mejía, propuso la creación de una Agencia Nacional del Agua que “tendría como misión fundamental lograr la ejecución de la política de gestión y manejo integral del recurso hídrico”.

Un estudio del Ideam calculó la demanda nacional de agua en 5.461.574.000 metros cúbicos, y la proyectó para el 2015 a 7.823.314.000 metros cúbicos y de 10.114.007.000 metros cúbicos al 2025.

Ello muestra que la demanda total de agua en el país, además de aumentar, tiende a duplicarse en el primer cuarto del siglo.

La otra preocupación en el sector es que con la escisión del Ministerio de Vivienda, que aprobó la semana anterior el Congreso de la República, se elimine el Viceministerio de Agua, lo que podría significar un debilitamiento institucional de las políticas relacionadas con este insumo.

Acodal recordó que la mayor parte de las fuentes hídricas de Colombia se hallan en proceso de alteración y son vertidas sin un tratamiento previo; además, de ser los receptores de altos volúmenes de sedimentos y sustancias tóxicas, estas fuentes tienen una incidencia marcada de los corredores industriales ubicados en las cuencas de: Bogotá- Soacha, Medellín- Itagüí, Cali-Yumbo, Sogamoso-Duitama-Nobsa, Barranquilla-Soledad y Cartagena- Mamonal. Según el Ideam, la siguiente es la demanda del agua en el país: agrícola, 54 por ciento; doméstico, 29 por ciento; industrial, 13 por ciento; pecuario 3 por ciento y otros usos, 1 por ciento.

OSWALDO VARGAS

Redacción Economía y Negocios

Compartir