Economía creció más en medio de la ola invernal; minería ‘vuela’ pero el agro quedó en ceros | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Economía creció más en medio de la ola invernal; minería ‘vuela’ pero el agro quedó en ceros

La producción nacional creció 4,3 por ciento durante el año pasado, con un remate por encima de lo

Mineria en Colombia / Archivo Portafolio.com.co

Mineria en Colombia

Mineria en Colombia / Archivo Portafolio.com.co

POR:
marzo 25 de 2011 - 01:51 a.m.
2011-03-25

En medio del desastre invernal del último trimestre del año pasado, la economía colombiana tuvo un desempeño mejor que el esperado. El producto interno bruto (PIB, lo que produce toda la economía) creció 4,6 por ciento en el último trimestre y, de esta manera, el crecimiento en el año completo fue de 4,3 por ciento. El crecimiento del 2010 “es muy positivo para el país e indica que vamos en la senda correcta”, indicó el ministro de Hacienda (e.) Bruce Mac Master, quien explicó que el ‘talón de Aquiles’ sigue siendo el desempleo, pero va bajando décima a décima. De nuevo, el crecimiento económico tuvo su principal impulso en el sector de minería, que creció 11,1 por ciento en el año. En el trimestre octubre-diciembre creció 7 por ciento. En cambio, el peor desempeño fue el del agro, que, pese a un repunte de 4,2 por ciento en el último trimestre, creció cero en el total del año (ver notas anexas). Al respecto, Mac Master indicó que el Gobierno está optimista en que la etapa de reconstrucción, tras la ola invernal, permita que el sector agropecuario empiece a reaccionar. Otros sectores que llevan la delantera son comercio, con 6 por ciento de crecimiento, lo mismo que transporte y comunicación. Por el lado de los rezagados, siguió el bajo ritmo de la construcción, con obras civiles paralizadas por el invierno. Su crecimiento fue de solo 1,8 por ciento en el año, aunque sorpresivamente creció 6,7 por ciento en el último trimestre. La explicación del director del Dane, Jorge Bustamante, es que la medición del crecimiento se hace con base en los desembolsos de recursos, no con respecto a la ejecución de los mismos. Para Bustamante, es destacable el resultado de la industria manufacturera, que venía de un mal momento, con una cifra muy baja en el 2009 (caída de 3,9 por ciento), y en el 2010 creció 4,9 por ciento. El sector transporte creció 4,8 por ciento, pese a que las lluvias dificultaron la movilización. Un impulso importante tuvo que ver con el movimiento de hidrocarburos, sector que mantiene una fuerte dinámica, dice el investigador de la Universidad Nacional Ricardo Bonilla. Para la firma de análisis económico Correval, “los resultados del crecimiento de la economía estuvieron cerca del valor estimado por el consenso del mercado. Lo que resulta más relevante es el hecho de que el crecimiento del PIB para el 2009 fue revisado nuevamente en alza, al pasar de 0,8 por ciento a 1.5 por ciento. Debe recordarse que el año pasado, una vez se cambió la base de cálculo del PIB del año 2000 al 2005, el crecimiento del 2009 se había incrementando de 0,4 por ciento a 0,8 por ciento, lo que implica que el valor real es hoy cerca de cuatro veces el estimado inicialmente”. En ese sentido, el director del Dane explicó que la revisión del crecimiento del 2009 obedece a una norma técnica que se aplica cada dos años. “En las cuentas nacionales hay dos formas de cálculo: una preliminar, que sale de la sumatoria de los 4 trimestres del año; la otra anual, donde se obtiene el dato definitivo, considerando las sinergias internas de la economía”.

Adelante:  minerales se alejan del resto de sectores

Si bien el sector de minerales presenta un crecimiento muy superior al resto de la economía, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Luis Carlos Villegas, destaca la diversificación, especialmente en los mercados internacionales. “Hay crecimientos muy interesantes en minería, industria, comercio, transporte y sector financiero. Eso quiere decir que el crecimiento es muy diversificado, que no se debe solamente a un sector, sino más bien al comportamiento muy positivo de muchos sectores. Inclusive el sector agrícola, que no tuvo crecimiento en el 2010, puede dar un parte de cierta tranquilidad, pues, como sabemos, el invierno golpea mucho a esa producción agropecuaria”.
Sin embargo, otras visiones abordan con prevención la manera como los minerales se convirtieron en el eje del crecimiento. Así, el consultor en temas mineros Amílkar Acosta señala que la meta de llegar a crecer de manera sostenible, como está planteado en el Plan de Desarrollo, requiere una diversificación de la base productiva del país, de los mercados y de la oferta exportadora. A su vez, si no se crece a ese ritmo, tampoco se logrará bajar el desempleo a un dígito.
Por su parte, para el economista Ricardo Bonilla, de la Universidad Nacional, el hecho de que la minería siga como el principal dinamizador de la economía es preocupante. “Es –dice Bonilla– un sector que creció en 7 por ciento en el trimestre y en 11,1 en el año, y solo genera el 1 por ciento del empleo en el país”.
Al respecto, el ministro de Minas, Carlos Rodado, destaca que el sector sí jalona empleo indirecto.
Atrás: preocupante crecimiento cero en el agro

El agro, una de las llamadas locomotoras del desarrollo en los próximos cuatro años, no levanta vuelo. El crecimiento en el año fue de cero, cifra que, curiosamente, terminó sorprendiendo positivamente, pues había caído 1,1 por ciento en el 2009 y seguía en rojo hasta septiembre. El crecimiento de 4,2 por ciento en los últimos tres meses evitó un segundo año de retroceso.
Carlos Gustavo Cano, codirector del Banco de la República y ex ministro de Agricultura, explica que el repunte del último trimestre no indica que la producción agropecuaria haya tenido un gran salto, sino que la comparación se hace con el mismo trimestre del año anterior, en el que el sector había resultado fuertemente diezmado por el verano, a causa del fenómeno de ‘El Niño’ en el 2009.
Con relación al impacto provocado por la emergencia invernal en los campos colombianos, Cano señala que “lejos de afectar, lo que hizo fue estimular su recuperación, especialmente en lo referente a los cultivos de ciclo corto, como tubérculos y hortalizas, y en la producción de leche.
El director de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), Rafael Mejía, señala que “el PIB total era el esperado. El del agro, de cero, no es otra cosa que la prueba de la falta de rentabilidad de un sector en el que nadie invierte”.
En cuanto a la expansión que tuvo el sector en el cuarto trimestre, Mejía indicó que concuerda con lo expresado por este gremio, en el sentido de que el impacto sobre los cultivos, tras el fuerte invierno, solo fue del 6 por ciento sobre toda el área agrícola cultivada, lo que indica que se estaba sobredimensionando el efecto del invierno en los campos.
 

Compartir