1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Pilotos, una profesión con mucho presente y futuro

El mercado laboral para estos profesionales tiene alta demanda en el país y en el mundo debido al constante crecimiento del sector.

Avión

Las alas para un piloto al final de su carrera pueden llegar a costar 180 millones de pesos.

AFP

POR:
Portafolio
agosto 31 de 2018 - 09:48 a.m.
2018-08-31

Hacer realidad el sueño de ser piloto es algo que cuesta y mucho. No solo por la inversión que se necesita, que puede asustar a más de un padre cuando su hijo le manifiesta este interés, sino por la dedicación, el sacrificio y la responsabilidad que se asumen cuando se toma la decisión de entrar a una universidad del aire.

(Lea: Alertan por futura escasez de pilotos en el país y en el mundo)

No obstante, más allá del valor de la carrera, el viento sopla a favor de quienes quieren despegar en este sector: a diario las aerolíneas solicitan nuevos pilotos para conformar las flotas de un mercado aéreo que crece a buen ritmo en Colombia y en el mundo. Tan solo entre 2010 y 2017 el número de colombianos que prefirió viajar por avión creció 76 por ciento, lo que implica una demanda constate de todos los servicios aéreos.

(Lea: Escasez de pilotos lleva a altos sueldos en la profesión)

Escuelas para estudiar en el país hay muchas. Existen 78 centros de instrucción certificados por la Aeronáutica Civil a lo largo del territorio nacional para iniciarse en esta profesión, pero antes de alistar la billetera para asumir sus costos asegúrese de tener un buen nivel de inglés.

Es una necesidad de primer orden. Todos los manuales y las comunicaciones son en este idioma, entonces se convierte en algo esencial para poder conseguir un buen puesto de trabajo”, sostiene al respecto el capitán Jaime Hernández, presidente de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles.

De acuerdo con Hernández, la persona que quiera estudiar para piloto debe tener una vocación muy grande, dado que es una profesión que necesita una dedicación académica del 100 por ciento. “Como profesionales no nos podemos dar el lujo de presentar el examen, pasarlo y decir que eso ya nos acredita. Nuestros exámenes son todos los días en la cabina del avión”, dice.

Nuestros exámenes son todos los días en la cabina del avión

COMPARTIR EN TWITTER

El COSTO

Las 'alas' para un piloto al final de su carrera pueden llegar a costar 180 millones de pesos,
esto si se tiene en cuenta que como requisito para obtenerlas el estudiante debe completar 200 horas de vuelo, que tienen un valor que ronda los 600.000 pesos cada una. Lo anterior, sin contar el valor de los semestres de instrucción teórica en el aula de clase.

“Las primeras cien horas son en vuelo local, trabajo de pista, de aire, principios de navegación etc. Las otras deben realizarse en crucero, que es cuando empieza a hacer recorridos de Bogotá para la costa o para otros lugares del país”, explica el piloto.

Daniel Cartagena, quien se instruye actualmente en la escuela Halcones S.A., cuenta que en su caso se deben ver como mínimo seis materias básicas que pide como requisito la Aerocivil para poder obtener la licencia. “En otros lugares de enseñanza profundizan en algunas materias que son importantes para el piloto, pero que no son requeridas como por ejemplo glamur y etiqueta”, precisa.

120
millones
pueden constar las 200 horas de instrucción de vuelo.


Sobre este tema, el capitán Hernández comenta que en Colombia se puede estar pagando casi el doble de lo que puede costar en otro país. “Obviamente está el tema tributario, del salario que se recibe al final, de la estructura laboral de las empresas, pero la verdad las escuelas de aviación están cobrando demasiado. Acá podemos llegar a hablar de un costo de 220 millones de pesos, aproximadamente, mientras que en Estados Unidos podría llegar a los 45.000 dólares”, anota.

Si usted prefiere irse a estudiar a otro país donde la hora de vuelo es más barata, debe considerar la estadía y el cambio de la moneda. Además, la licencia que obtiene allá no es válida para Colombia, por lo que al regresar la convalidación le costará aproximadamente 30 millones.

Más que por otra cosa, muchas personas estudian en el exterior por afinar el inglés. Nosotros para graduarnos nos exigen un examen que se llama ICAO, que sirve para certificar en el idioma a pilotos y controladores. Las aerolíneas piden mínimo ICAO cuatro para empezar, la puntuación máxima es seis”, anota Cartagena.

El TIEMPO DE ESTUDIO

El tiempo para graduarse como piloto depende de la academia. Hay algunas que solo dan un semestre teórico y, una vez se vea la materias mínimas requeridas, se puede volar. Si lo anterior se hace con juicio, en un año y medio se estaría ganando sus 'alas'. En todo caso, se debe tener en cuenta que el programa de cada escuela varía y la rapidez dependerá mucho del tiempo disponible y la capacidad económica.

Para el capitán Hernández, pese a que hay un número importante de escuelas, el pensum académico no refleja la necesidad que tienen las aerolíneas en la formación de los pilotos. “Parte de esta termina dándose con cursos adicionales. Casi que es un negocio de las mismas escuelas dar esa instrucción adicional, que deberían dar en las aulas cuando se estudia aviación”, recalca.

LAS POSIBILIDADES

Cuando por el tema monetario ser piloto se dificulta, cada vez es más común que las personas estudien primero una carrera que les permita obtener los recursos suficientes para pagarse el sueño, mientras a la par se desarrolla la otra profesión.

Tengo compañeros que son jubilados de la Policía o que son ya médicos. Esto es muy común en las aulas de clase”, dice Cartagena y añade que en su caso está estudiando al mismo tiempo derecho porque se espera que las aerolíneas en un par de años exijan una carrera adicional antes de ingresar a las compañías.

“Eso se debe a que a usted como piloto está expuesto a muchos riesgos de trabajo. Si usted tiene alguna condición que le empiece a afectar su salud lo que se busca es que tenga un plan alterno en caso de que eso llegue a pasar”, puntualiza.

El RETORNO

Más allá del beneficio económico, que puede estar por el orden de los 6 a 8 millones de pesos cuando se vincula al mercado laboral hasta los 40 millones de pesos mensuales, para el capitán Hernández hay dos cosas que pagan todo el sacrificio.

“La primera es poder transportar los sueños, esperanzas, reencuentros con familias y un sin número de situaciones personales que se van a hacer realidad. La segunda es que cuando llegamos a los aeropuertos vemos a los familiares de los pasajeros con carteles, a veces con música, y sentimos que ese recibimiento es para uno por hacer el trabajo bien”, recalca.


Iván Ricardo Torres
Redactor Portafolio.co

Compartir