Eurozona ajusta la disciplina fiscal regional y local | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Eurozona ajusta la disciplina fiscal regional y local

El Pacto por el Euro acordado por los líderes de la zona euro incluye la obligación de los estados de adoptar frenos al endeudamiento público en la legislación nacional que garanticen la disciplina también en las administraciones regionales y locales, según el texto de conclusiones.

POR:
marzo 14 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-14

“La formulación exacta de la norma será decidida por cada país, pero debería garantizar la disciplina fiscal tanto a nivel nacional como subnacional", dice el documento acordado por los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro. Los borradores barajados no hacían referencia específica a las administraciones regionales y locales como sí ocurre en el texto definitivo, que también da un mayor papel a las instituciones europeas en el pacto, que en principio había sido criticado por dejar de lado a las organismos de la UE. En este sentido, el cumplimiento de los compromisos adoptados por cada país será vigilado por la Comisión Europea, dentro del ejercicio habitual de supervisión de la disciplina fiscal y de los programas de reformas de cada país, que deben ser presentados a Bruselas cada abril. El Pacto por el Euro ha sido impulsado por la canciller alemana, Ángela Merkel, como condición para aceptar una reforma del fondo de rescate de la zona euro, del que es el principal país contribuyente y que suscita importantes reticencias en su electorado. El pacto -que cambió su denominación original de “pacto por la competitividad” para evitar un nombre demasiado asociado a las exigencias alemanas- fija un conjunto de áreas sobre las que los gobiernos del euro deberán actuar para incrementar la competitividad de la región, como la vigilancia de los costes salariales. En este sentido, el acuerdo alcanzado hoy reconoce la “completa implicación” de los agentes sociales en el cumplimiento del pacto, en una de las primeras modificaciones introducidas respecto al planteamiento original de Alemania. Según la última versión del texto, los países de la región deberán presentar objetivos y acciones para cumplir estas metas, aunque el texto señala que los países “con mayores retos” serán identificados y se les prestará “particular atención”. Asimismo, se seguirá realizando de manera regular el test de solvencia a los bancos, resultados que se informarán a los jefes de Estado y de Gobierno. HELGON

Compartir