Finanzas y letras, una unión que da sus frutos | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Finanzas y letras, una unión que da sus frutos

No solo son consejeros financieros y se preocupan por ofrecer un buen servicio y manejar el capital, sino que también han decidido adoptar el tema de la responsabilidad social como estrategia clave.

POR:
marzo 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-30

Es el caso de la Fundación Dividendo por Colombia, formada por grupos financieros del país, y la Fundación Bancolombia, que le apuntan a la educación con la finalidad de crear conciencia sobre la importancia de ésta, uno de los factores más importantes que puede abrir muchas puertas a futuro. “Queremos crear valor en las comunidades, no solo valor económico, sino social. La mejor forma de hacerlo es mediante la educación, porque está claro que en el mediano y largo plazo, es la principal palanca para el desarrollo social y la movilidad de las comunidades”, dijo Jairo Burgos, vicepresidente de gestión humana de Bancolombia. Ejes educativos Uno de los objetivos es hacer inclusión al sistema educativo para los niños y personas que por uno u otro motivo no han tenido la oportunidad de formarse, lo cual se hace mediante programas definidos para los sectores vulnerables. Dividendo por Colombia, por ejemplo, trabaja sobre tres ejes fundamentales: inasistencia de los niños a las aulas, repitencia y deserción. A través de la identificación de la población que cae en cualquiera de estos tres ejes se definen las estrategias. “Para combatir estos problemas, hemos diseñado cuatro programas: aprendizajes básicos, donde se les enseña a los niños entre 9 y 15 años a leer y a escribir, y las matemáticas básicas. Con el programa de aceleración del aprendizaje, se nivelan en un año los cursos que les faltan para completar básica primaria y pasar al bachillerato. El tercer programa es ‘Leer y escribir’ en la escuela, para crear mejores competencias lectoras y escritas. Por último, está el de la ‘Primera infancia’, para educar a los niños menores de 6 años y que esstá enfocado en las políticas Ministerio de Educación”, dijo Maria Teresa Mojica, directora ejecutiva de la Fundación Dividendo por Colombia. Con las finanzas La Fundación Bancolombia cuenta con tres esquemas. El primero, Educación Financiera, que quiere relacionar de manera adecuada a los estudiantes y docentes con el mundo financiero, es decir, cómo obtener el capital, cómo administrarlo y qué opciones ofrece el sector. El segundo, Las letras van por Colombia, para mejorar los hábitos de lectura, y se materializa con la dotación de bibliotecas a escuelas públicas. El tercero, es un voluntariado empresarial en que los mismos empleados ayudan a la reconstrucción de las instituciones. Con la implementación de estas iniciativas, se ha logrado beneficiar a más de 100 mil estudiantes y más de 100 instituciones. - También hay planes a futuro Estas fundaciones, a futuro, quieren cubrir más territorio y así llegar a más población que se encuentre en condiciones de desigualdad y que sea vulnerable. "Hoy en día estamos convencidos que estos programas van a seguir en constante crecimiento, ya que desde su creación no han dejado de crecer y, por el contrario, cada vez son más los empleados voluntarios y los aportes que se hacen para que sigamos apoyando a la población Colombiana. El año pasado tuvimos un inversión de de cinco mil 400 millones y en el 2009 de cinco mil millones", añadió Mojica. Para cumplir con sus metas, las fundaciones pretenden estar en tres grandes bloques: social, ambiental y económico, ya que, como lo señaló Burgos, los tres se complementan y pueden llegar a los sectores marginados. HELGON

Compartir