Firmas de mostrar en la ingeniería | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Firmas de mostrar en la ingeniería

En momentos en que la confianza sobre los contratos de infraestructura se ha debilitado, los princip

Archivo Portafolio.com.co

Ingenieria

Archivo Portafolio.com.co

POR:
marzo 15 de 2011 - 02:12 a.m.
2011-03-15

Se trata de empresas del sector de obras civiles como Constructora Solarte, Odinsa, Conalvías, Conconcreto, Colpatria, Conciviles o Conequipos, entre otras, que se mantienen en el mapa de los ‘pesos pesados’. Pero la compañía que se roba todas las miradas está integrada por dos hermanos de origen nariñense, los Solarte, quienes en los últimos años se han quedado con cuatro grandes concesiones viales y participan en 6 de los 19 corredores arteriales de competitividad.

Cálculos extraoficiales hablan de un volumen de negocios en obras viales cercano a los cinco billones de pesos (monto con el que se podría construir la primera línea de metro de Bogotá).

Los Solarte han estado entre los mayores accionistas de Ecopetrol (entre los minoritarios), y en el Ministerio de Transporte se dice que tienen el parque de maquinaria más grande y moderno del país.

Así mismo, varias compañías dedicadas a la infraestructura están aumentando su ‘apetito’ por proyectos en el resto de Suramérica y en Centroamérica.

“La demanda de grandes proyectos en Colombia generada en los últimos años y la necesidad de expandir las unidades de negocio han llevado a la Constructora Colpatria a diversificar su mercado”, dice Amparo Polanía, presidenta de la firma.

Por su parte, Odinsa es la empresa del sector que reportó posiblemente las mayores utilidades para el ejercicio del año pasado, con 116.000 millones de pesos. La empresa quiere quedarse con el aeropuerto de Santiago de Chile, una nueva autopista en República Dominicana y terminales aéreas en Perú.

Conalvías, la misma que asumió el contrato de los Nule en la avenida Eldorado de Bogotá, genera más de 4.300 empleos directos y tiene a su cargo cinco de los seis corredores que componen el Cosac, el Sistema de Transporte Masivo de Lima. El ‘efecto Nule’ El descalabro del Grupo Nule no solo afectó la ejecución de obras en la avenida Eldorado y a un grupo de inversionistas públicos y privados que habrían perdido cerca de un billón de pesos (monto de reclamaciones, según Supersociedades); también dejó una huella profunda en la confianza que tienen los inversionistas en proyectos de infraestructura.

Según el presidente de Correval, Diego Jiménez, el caso de los Nule no es un buen antecedente y generó desconfianza en los mercados de capitales y financiadores. “A veces vemos cómo algunas firmas ganan contratos con propuestas 20 o 30 por ciento por debajo del monto base establecido. Hay que revisar esas ofertas porque no nos interesa comprar problemas”, explicó Jiménez.

Pero así como Correval expresó su preocupación por firmas que no cuentan con el músculo financiero, hay otras con amplia trayectoria y compromiso. Tal es el caso de Conconcreto: hace pocas semanas realizó una emisión de acciones y la demanda fue 12,5 veces superior a lo esperado.

“El efecto Nule no nos afectó y prueba de ello son la emisión y las alianzas con grandes empresas de Francia, Brasil y Chile”, afirmó el presidente de Conconcreto, Juan Luis Aristizábal.  Varias compañías apuntan al exterior.  En el país, los  Solarte se consolidan con cerca de 20 megacontratos viales.

Oswaldo Vargas Pinzón

Redacción de Economía y Negocios

Compartir