Grado de inversión, razón para subir o no subir tasas; analistas dan la misma razón para subirlos | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Grado de inversión, razón para subir o no subir tasas; analistas dan la misma razón para subirlos

Empresarios piden que hoy Emisor no suba los intereses y argumentan los efectos de mejor calificació

POR:
marzo 18 de 2011 - 02:28 a.m.
2011-03-18

La Junta Directiva del Banco de la República discute hoy un segundo aumento en sus tasas de interés en medio de quienes le ‘hacen barra’ para que las suba y quienes piden lo contrario. Curiosamente, cada bando dice que la mejor calificación a la deuda colombiana dada por Standard & Poor’s es una razón para que le hagan caso. Los empresarios esperan una pausa en los aumentos que empezaron el mes pasado, pero analistas de los mercados financieros reclaman que el Emisor sí suba sus tasas y lo siga haciendo sin pausa, mes a mes, al menos hasta junio. La mayoría de analistas dice que el Emisor debe aumentar hoy su tasa de referencia de 3,25 a 3,5 por ciento. Para ese entonces –dicen observadores financieros– la tasa del Emisor deberá ubicarse alrededor del 4 por ciento. “La economía está creciendo y eso generará presiones en la inflación en el segundo semestre. Ante la expectativa, el Emisor se anticipa a subir tasas”, dice Camilo Pérez, director de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá. Munir Jalil, economista jefe del Citibank, dice que ante la decisión de S&P de clasificar a Colombia en el grupo de países con grado de inversión, “un escenario muy probable será el aumento de la inversión en el país, lo que generará más consumo y, por ende, más inflación”. Daniel Niño, jefe de investigaciones de Bancolombia, sostiene que S&P demostró un alto grado de optimismo por el crecimiento de la economía “y eso ratifica nuestra perspectiva de que las tasas deben subir en el primer semestre y luego hacer una pausa”. Sin embargo, los empresarios se oponen a esa estrategia e insisten en que no se debe encarecer el costo del dinero porque la economía necesita consolidar su reactivación. “No soy partidario de subir más las tasas porque eso restringe el consumo. Lo que necesitamos es que la economía crezca para generar empleo, y así ganamos todos”, dice el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero. A su vez, el presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, dice que el Banco de la República debe hacer una pausa por las dificultades de la coyuntura internacional y por el efecto que puede traer el grado de inversión de Colombia en la tasa de cambio. Las advertencias de los empresarios se dan incluso sin que hasta el momento se haya sentido el efecto del primer aumento de tasas del Emisor en el costo del crédito. Los bancos dicen que en las últimas semanas ya trasladaron el alza de la tasa del Banco de la República a los depósitos de ahorro, y ese ‘contagio’ se dará en algún momento en las tasas de los préstamos. El presidente del Banco de Bogotá, Alejandro Figueroa, señala que tan pronto el Emisor subió su tasa en febrero, grandes clientes exigieron más remuneración para sus depósitos, “y eso se hizo porque la competencia es dura”. Una semana después del primer ajuste del Emisor, la tasa DTF subió de 3,42 a 3,51 por ciento y, aunque hoy está en 3,47 por ciento, se espera que vuelva a subir y la tendencia siga varios meses. Pese a todo, el Banco de la República es optimista por el comportamiento de la economía y prevé que la producción estará a pleno vapor en el segundo semestre. Si ese escenario se da, y si el invierno golpea los precios de los alimentos y sigue el encarecimiento de productos básicos como el petróleo en los mercados internacionales, las presiones inflacionarias serán mayores y el banco central tendrá los ingredientes necesarios para seguir aumentando los intereses.

Fernando González P.
Redacción de Economía y Negocios

Compartir