1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Los pagos sin contacto son apenas el 1% del total en Latinoamérica

Pese a ser un instrumento para competirle al efectivo, aún enfrentan barreras, dice un estudio de Visa y Americas Market Intelligence.

Visa

Uno de los casos de éxito es el del transporte masivo, pues hay tarjetas débito con las que se puede pagar el pasaje.

Foto:123rf

POR:
Portafolio
mayo 16 de 2018 - 10:07 p.m.
2018-05-16

La facilidad y rapidez de los pagos sin contacto los convierte en una herramienta importante para poder quitarle terreno al efectivo en las transacciones cotidianas.
Aunque esto está demostrado en varias partes del mundo, la realidad es que en Latinoamérica, estas transacciones representan apenas el 1% del total.

(Lea: Estas son las nuevas tecnologías de pago que están llegando al país

Así lo señala un estudio de Visa y Americas Market Intelligence, que dice además que es necesario superar una serie de obstáculos para elevar la adopción de los pagos sin contacto por parte de entidades financieras, comercios y consumidores.

El documento señala que este instrumento es clave para reducir el uso del efectivo, que es el principal medio de pago en la región. Esto, en un escenario que es retador además por la gran proporción de informalidad, lo que significa que hay un gran mercado que no está atendido por el sector financiero.

(Lea: Buscan implementar pago de pasajes a través de billeteras móviles

“Para que los bancos puedan continuar creciendo, tienen que aprender a participar en espacios dominados por el efectivo”.

Y es que si bien las tarjetas han logrado llegar a una gran parte de la población, la realidad es que las de crédito son consideradas el acceso a financiación de grandes compras, y no un instrumento de pago para compras cotidianas. Igual en las débito, que son utilizadas mayoritariamente en cajeros para obtener efectivo.

Además, “hoy en día se está observando una desaceleración en el crecimiento de la penetración de tarjetas en Latinoamérica debido a que el mercado está saturado. Para que puedan crecer, los bancos tendrán que expandir el gasto en tarjetas para penetrar el volumen masivo de efectivo que se gasta en tiendas minoristas”.

Parte de la tarea está en seguir adaptando las teminales de pago para esta tecnología. Se estima que entre el 40 y el 70% de los datáfonos ya están listos.

Sin embargo, advierte el estudio, uno de los principales problemas es que no hay interoperabilidad en los sistemas, pues cada entidad o red tiene uno independiente. Además, cada quien tiene estrategias diferentes, unos usan tarjetas, otros se han enfocado en las billeteras.

En cuanto a los comercios, aparte de que necesitan volúmenes importantes de transacciones, tienen retos en materia de capacitación y rotación del personal, dificultades para integrar esta tecnología con sus otros sistemas, y la falta de estandarización, entre otros.

AUTOSERVICIO, TEMA CLAVE

Otra limitación viene por un tema cultural, y es que en esta parte del mundo los consumidores no están acostumbrados al autoservicio, pues siempre hay alguien procesando las transacciones. “Los pagos sin contacto son una forma de autoservicio que requiere la participación activa del cliente en la transacción. Esto exige un cambio no sólo de comportamiento sino también cultural (...) El grado de éxito que lleguen a alcanzar los pagos sin contacto en Latinoamérica depende de qué tan hábilmente puedan los comerciantes y los bancos facilitar la transición al autoservicio en los pagos”, dice el informe. Por eso, se requiere un trabajo conjunto entre emisores, adquirientes y comercio para orientar al consumidor.

Compartir