Metales preciosos se convierten en refugio para los inversionistas | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Metales preciosos se convierten en refugio para los inversionistas

El primer trimestre del año no ha sido fácil para los mercados financieros en ninguna parte del mundo y el panorama ha estado muy agitado por una suma de factores, entre los que se cuentan las tensiones en el norte de África, la catástrofe en Japón y la incertidumbre por la situación de algunas economías europeas.

POR:
marzo 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-30

Ante esto, muchos inversionistas no saben qué camino tomar en aras de proteger sus recursos. Como ha ocurrido en otros momentos de dificultad, en particular durante la crisis financiera del 2008, la mejor alternativa es buscar activos que se consideran seguros. Aparte de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, los metales preciosos son los más apetecidos y por ello sus precios han subido fuertemente, al punto que el oro y la plata están en niveles récord. Aunque nada se compara con el metal amarillo, cuyo precio ya supera los 1.400 dólares por onza, la realidad en medio de esta carrera alcista es que la plata trae un mayor ritmo de crecimiento en los precios. Mientras que este metal ha tenido un aumento superior al 67 por ciento en sus precios durante los últimos seis meses, y ayer ya estaba en 37 dólares por onza, en el caso del oro el incremento es de 17 por ciento, dice un informe reciente de Anif. Según el centro de estudios, los precios tan altos del metal amarillo han motivado a que los inversionistas busquen alternativas diferentes para colocar sus recursos y la plata ha aparecido como una buena opción, y más porque tiene mayores usos industriales que el oro. Pero en la medida en que aumentan tanto la demanda como los precios de la plata, su oferta se mantiene casi estable, pues el crecimiento ha sido en promedio de apenas 2 por ciento anual, lo cual es una razón para pensar que su cotización seguirá en ascenso. Y es que los metales preciosos siempre son una buena opción para invertir tanto en los buenos tiempos como en los malos porque son escasos y no pierden valor en el tiempo, dijo el analista Daniel Velandia. - Otro tipo de beneficios Más allá de las inversiones, Colombia puede beneficiarse del incre- mento en los metales preciosos, pues el país produce y exporta oro, plata y platino, aunque en niveles aún modestos. Según datos del Ministerio de Minas y Energía, el año pasado el país produjo 53,6 toneladas de oro y 15,3 toneladas de plata y exportó 2.315 millones de dólares en metales, perlas y piedras preciosas. HELGON

Compartir