1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

1,5 millones, sin agua potable

Aún se desconoce la amplitud de la destrucción causada por el potente sismo del viernes y el posterior tsunami, mientras los equipos de rescate avanzaban por la región al norte de Tokio, donde se teme que hayan muerto al menos 10.000 personas.

POR:
marzo 16 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-16

Poblados y ciudades enteros han desaparecido del mapa tras el tsunami, desatando un esfuerzo humanitario internacional de proporciones épicas. Una réplica de magnitud 6,4 remeció edificios en Tokio ayer, sin causar daños. Casi 850.000 hogares estaban sin energía en un clima gélido, según la compañía Tohuku Electric Power, y el Gobierno dijo que al menos 1,5 millones no tenían agua potable. Unos 100.000 soldados trataban de asegurar en toda la región el aprovisionamiento de agua potable y alimentos, restablecer las infraestructuras viales y de telecomunicaciones y despejar el terreno en busca de eventuales sobrevivientes. Decenas de miles de personas permanecían desaparecidas. Así mismo, unas 500.000 personas fueron evacuadas y muchas tuvieron que ser alojadas en centros de emergencia tras haberlo perdido todo con el paso del tsunami. En Sendai, una ciudad arrasada, la destrucción fue total. En el aeropuerto local, trozos de avionetas sobresalían del barro entre restos de casas de playa arrastradas hasta allí por el oleaje.- Críticas al Primer Ministro Los medios japoneses han asumido una postura más dura por la respuesta del primer ministro japonés, Naoto Kan, frente al desastre y criticaron al Gobierno y al operador de la planta nuclear, Tepco, por no ofrecer suficiente información sobre el incidente. El mismo Kan arremetió contra el operador por demorarse tanto en informar a su despa- cho sobre las explosio- nes, exigiendo saber “¿Qué demonios pasa?”, reportó la agencia de noticias ‘Kyodo’. Kan ordenó a la empresa que no retire a sus empleados de la planta.helgon

Compartir