1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Monsanto y Syngenta siguen comprando negocios del agro

Las dos multinacionales más grandes del sector agropecuario: la estadounidense Monsanto y la suiza Syngenta, revelaron, casi de forma simultánea sus nuevos negocios.

POR:
marzo 02 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-02

Monsanto anunció la compra de Divergence, Inc., una empresa dedicada a la investigación y el desarrollo de biotecnologías relacionadas con la erradicación y el control de nemátodos en agricultura. El trabajo puntual es el desarrollo biotecnológico de nemátodos, parasitoides para otras plagas de interés por parte de los cultivadores, lo mismo que nuevos modos de acción de plaguicidas (nematicidas). “Los nemátodos constituyen una de las plagas que más cuestan a los agricultores, pues causan enormes daños a cultivos de soya, algodón y verduras”, dijo Robb Fraley, oficial de tecnología de Monsanto. Además de sus formulaciones y desarrollos en biotecnología, Divergence, Inc. tiene entre su portafolio un producto que puede utilizarse para el tratamiento de pregerminación de las semillas y lograr así un mejor control de la plaga. Por su parte, Syngenta anunció la firma de un acuerdo para vender su unidad de negocio de materiales de protección a la alemana Lanxess. Según los términos del acuerdo, esta última comprará la propiedad intelectual, los registros, su banco de ingredientes activos (fungicidas e insecticidas y para la protección de maderas y revestimientos) y todos los aspectos relacionados con este negocio. Los empleados y los activos fijos también hicieron parte de la negociación. Esta unidad de Syngenta reportó ventas anuales por 25 millones de dólares en 2010. Se espera que el negocio esté cerrado en abril de 2011, pero no se estableció el monto total de la transacción. Con los dos anuncios, las empresas multinacionales buscan fortalecerse en el sector que mejor les ha ido, el agrícola; la estadounidense con el desarrollo de sus semillas genéticamente modificadas (transgénicas) de algodón, soya y maíz, mientras que la europea sigue con su intención de penetrar más el mercado mundial con semillas y plaguicidas. ADRVEG

Compartir