1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Odinsa se le mide al negocio de la energía

Convertir al Grupo Odinsa en la principal empresa de infraestructura en América Latina y figurar entre los gigantes del sector energético, son los dos principales retos del nuevo presidente de la constructora colombiana, Víctor Manuel Cruz Vega.

POR:
marzo 07 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-07

En su oficina, en el norte de Bogotá, el ejecutivo español le contó a PORTAFOLIO la manera como va a capitalizar su experiencia en el sector energético para meter a Odinsa en nuevos negocios y convertirla en un gran jugador de talla internacional. Cruz, nacido en Madrid, España, en 1965, tuvo una carrera ascendente en Gas Natural Fenosa a donde llegó en 1990 como consultor. A partir del primero de abril reemplazará a Luis Fernando Jaramillo en la dirección del Grupo Odinsa. ¿Cuáles son sus retos al frente de Odinsa? Odinsa es un gran reto porque es una compañía de infraestructura en el amplio sentido de la palabra y que tiene como meta crecer con rentabilidad y ser una parte importante de las locomotoras del Plan Nacional de Desarrollo. Tengo como metas fundamentales, primero, consolidar los proyectos que tenemos en marcha, eso significa conseguir los cierres financieros y terminarlos en presupuesto y tiempo, cumpliendo con las expectativas de la actual administración. También creo que hay que crecer con rentabilidad y, además, rápidamente. Creo que Odinsa es una compañía que puede meterse en los próximos años en diferentes negocios como energía, servicios industriales y medio ambiente. Tenemos que ser eficientes, optimizar nuestros costos y extraer sinergias para cada uno de nuestros negocios. Así mismo, debemos continuar nuestro proceso de internacionalización. Nuestra gran base o mercado va a ser Colombia, porque el país va a crecer mucho en sectores como infraestructura, vivienda, energía e incluso en agro. En el contexto regional debemos capturar parte del crecimiento de los países, porque queremos que Odinsa se consolide como la mayor empresa de infraestructura de América Latina. ¿Le interesa comprar hidroeléctricas, por ejemplo? Lo que más va a faltar en los próximos años y en la región será la nueva generación de energía. También hay que explorar oportunidades en distribuidoras, concesiones o comercializadoras. Además, está la cogeneración, pues es un nicho importante dado que aglutina nuestro conocimiento industrial con las necesidades de energía que tienen grandes compañías. En otros países es interesante la generación de energía eólica, por ejemplo en Panamá, Chile, Perú y Costa Rica, donde debemos estar atentos a oportunidad de negocios. ¿Odinsa quiere seguir los pasos de los jugadores energéticos? Odinsa tiene que superar a ISA y a EPM. El ámbito de ejecución que tiene ahora la constructora es mucho más amplio porque la energía es sólo una parte de los proyectos. Creo que tenemos un portafolio de negocios mayor y eso nos puede dar un portafolio de proyectos grandes. Pero también hay que ver a ISA y a EPM no como competidores de Odinsa, sino que pueden ser socios y aliados estratégicos en muchos de esos pasos. Como estructura de empresa podemos en algún momento superar esas dos grandes compañías. ¿Cómo lograr esta meta tan ambiciosa? Es que estamos en el momento de dar el gran salto. Creo que la economía nos va ayudar, la situación de los países en donde estamos ayudará y sólo depende de nosotros que consigamos capitalizar todo eso que hemos hecho durante estos años. Creo que esa es la clave, crecer rápido y de manera rentable. ¿Habría una reorganización al interior del Grupo con nuevas empresas dedicadas a estos negocios? Yo creo que es muy pronto para pensar en ello. Odinsa es una empresa que está funcionando bien como está operando. ¿Qué está previsto en el mercado de capitales, teniendo en cuenta que Odinsa fue pionero en la colocación de bonos en Nueva York? Todas las empresas de infraestructura necesitan capital para todos estos proyectos y ese capital viene de emisión de bonos, de acciones o de los propios socios que aportan. Obviamente si Odinsa crece a la magnitud que esperamos, si las infraestructuras que vamos a acometer en Colombia y en otros países son de un gran tamaño, vamos a necesitar del mercado de capitales para financiar todos estos proyectos. Necesariamente Odinsa necesita del mercado de capitales. ¿En regulación qué hay que mejorar? El principal preocupado por mejorar la regulación es el Gobierno Nacional. Mal haría yo dándole consejos al Gobierno porque lo que tengo clarísimo es que ellos están preocupados en conseguir el acompañamiento del sector privado. El Gobierno va por buen camino y tiene las ideas claras. Pedimos transparencia y libertad de empresa, que es la clave para que el capital se mueva y seguro eso va a suceder. ¿Qué le falta al país para avanzar en infraestructura? Si Colombia sigue en el proceso de las alianzas público-privadas, aspecto que quiere impulsar el Go- bierno del presidente Juan Manuel Santos y, si profun- diza en las concesiones, yo creo que el país va a tener un impulso grande en infraestructura. Colombia está de moda en el contex- to internacional y cada día vemos más empresas de otros países con interés de llegar. Yo creo que el pro- blema no es de dinero ni capital. Estamos ante un problema de proyectos con una rentabilidad o inver- sión razonable. También aportaría mucho si Colom- bia logra el grado de inver- sión, ojalá se produzca este año para facilitar la llegada de más capital. Recorde- mos que lo que España consiguió en su momento fue dinero, Colombia tam- bién lo puede conseguir. No es sólo un tema de deuda pública, para eso están las concesiones y las inversiones privadas. HELGON

Compartir