Las oficinas se hacen a la medida | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Las oficinas se hacen a la medida

Las oficinas de hoy no se fabrican en serie, sino de una forma personalizada. El afán es el de proponer un espacio de vida, más que en seguir una tendencia.

POR:
marzo 28 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-28

Ante esto, la creación de espacios laborales nace de una exhaustiva investigación, pero no solo de las directrices que muestra el mundo en temas como el medio ambiente, el bienestar, la tecnología y la comunicación, sino también de las formas en las que evolucionan las empresas, en el cuidado de su imagen y en su estilo particular de producción. Y para alcanzar ese sello indiscutible, se requiere del ojo experto de firmas de gran trayectoria, que se encarguen de diseñar todo a la medida, como en sastrería. "En este siglo se hace mucho énfasis en la manera en que se puedan interpretar las necesidades de las personas que habitan en las empresas, para crear ambientes completamente customizados", sostiene César Gómez, director de ingeniería de Solinoff, una firma con 20 años en el mercado. De ahí que hoy las superficies se puedan graduar en altura y profundidad, que las sillas se amolden al cuerpo de los usuarios y que se utilicen accesorios que identifiquen al habitante de cada estación de trabajo. Aunque, en este punto también es vital tener en cuenta las generaciones de quienes laboran allí. “De hecho, los más jóvenes siempre se inclinan por la flexibilidad, autonomía, interacción y propuestas de diseño que les permitan trabajar en equipo. Mientras los de mayor edad le dan un gran énfasis al tamaño de su puesto, a la iluminación, a la temperatura y a los almacenamientos", sostiene Lorena Serna, directora del área de diseño de producto especial de Solinoff. En un solo lugar es posible crear varios ambientes, que complazcan a todo el equipo, independientemente del género, la edad y hasta de la experiencia laboral. “La idea es que se propicie la integración y la cooperación, porque actualmente el trabajo está dejando de ser operativo y tiende a volverse más colaborativo ”, dice el director de ingeniería de Solinoff, quien agrega que, para tal efecto, es necesario diseñar desde el más mínimo tornillo hasta el más ambicioso salón de juntas. “Ante esto, los especialistas en diseño deben ofrecer paquetes integrales que cubran todo el crisol de necesidades, desde la adecuación de oficinas tradicionales hasta lugares menos copnvencionales, como por ejemplo, laboratorios o bibliotecas , entre otros”, dice Serna. Direcciones laborales Pese a que ahora se busca personalizar, las oficinas modernas se han dejado conquistar por los espacios abiertos, por las estructuras casi que exentas de divisiones, por la evolución tecnológica y por la necesidad de la optimización del espacio, características que le han dado nuevamente el protagonismo al estilo free standing de los años sesenta, un concepto en el que prevalecen los puestos de trabajo autosoportados , para facilitar la comunicación. Son terrenos completamente amplios, ligeros, sin ningún límite, en el que se adecúan elementos móviles y flexibles, en los que las estructuras organizacionales se dejan tentar por el trabajo en equipo, especialmente ahora cuando se imponen las labores en cadena. “Sin embargo, el hecho de no delimitar lugares no significa que se pierda el respeto por el terreno del otro. Estas zonas comunes son definidas por algunos elementos como los archivadores, que se encargan de diferenciar cada estación de trabajo; además de ofrecer opciones de almacenamiento.HELGON

Compartir