El país debe desarrollar el gas no convencional; hay un potencial de reserva hasta el 2017 | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

El país debe desarrollar el gas no convencional; hay un potencial de reserva hasta el 2017

Un estudio liderado por el ex ministro de Minas Guillermo Perry asegura que el país tiene potencial

POR:
marzo 16 de 2011 - 01:13 a.m.
2011-03-16

El debate sobre la eficiencia de los combustibles sigue dándole la razón al gas.

Menor precio, protección al medio ambiente y disponibilidad del recurso en el mundo y en América Latina. También está claro que las reservas del país son suficientes para abastecer la demanda interna hasta el 2017. A ello se suma el elevado potencial de hallazgo de nuevos yacimientos en los Llanos Orientales y las diferentes zonas que bordean el río Magdalena (alto, medio y bajo).

Sin embargo, el desarrollo de la industria del gas en Colombia tiene muchos temas pendientes.

Según un estudio elaborado por un grupo de consultores privados, dirigidos por el ex ministro de Hacienda y de Minas y Energía Guillermo Perry Rubio señala los puntos neurálgicos del sector y recomienda los pasos a seguir para hacer que el país aproveche su potencial gasífero.

De acuerdo con el grupo investigador, el país debe desarrollar el denominado gas no convencional, es decir, el que se genera por fuera del sector petrolero como tal, y se encuentra en las minas de carbón y en la piedra de exquisto y conocido en el mercado mundial como el shale gas.

A ello se agrega la necesidad de establecer un nuevo marco jurídico y regulatorio para la fijación de los precios del mercado de la materia prima.

“La probabilidad de lograr un mecanismo que contribuya a que el gas se transe a precios similares a los de un mercado competido debe sopesarse contra la opción de introducir incertidumbre al mercado paralizándolo temporalmente, con los costos que esto puede representar”, señala el documento.

Agrega, que un precio tope mal fijado puede desincentivar las inversiones en exploración y el buen desarrollo del sector.

“El buen desarrollo de la industria de gas natural en Colombia puede verse comprometido si no se mitiga el poder de mercado en el nivel de suministro. En el corto plazo, mientras las nuevas condiciones de competencia se materializan, tiene sentido intervenir el mercado para obligarlo a operar en condiciones similares a las que daría lugar la competencia”. El documento conocido por PORTAFOLIO señala que en lo que tiene que ver con el mercado de suministro, la recomendación es permitir la fijación libre de precios para todos los pozos bajo la figura de libertad vigilada. “Esta solución conduciría a desregular el precio del gas de los pozos de La Guajira, sometiéndolos a libertad vigilada en las mismas condiciones que el gas proveniente de los demás yacimientos. En este caso, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) utilizaría desviaciones significativas de un precio de referencia dado como indicio de precios inequitativos.

Eduardo Pizano, presidente de Naturgas, sostiene que el país tiene un potencial de reservas significativas de gas metano (el que se obtiene de las minas) de unos siete teras, es decir tres veces más altas que las que registra actualmente el país. “Es más, si desarrollamos la explotación del gas de exquisito podríamos llegar 30 terapies, lo cual nos daría gas para decenas de años”.

Sin embargo, los expertos sostienen que este desarrollo sólo se puede convertir en realidad en el momento en que el país tome conciencia de la riqueza gasífera que posee.<EM>

El estudio de Perry señala que aún si el país no encontrara más gas, aún tiene la aternativa de importar gas licuado de Perú o incluso de República Dominicana.

Por su parte, Pizano insiste en la necesidad de avanzar en los gases no convencionales, incentivando al sector con temas como la reducción de las regalías que paga este producto.

Hay que buscar más yacimientos

María Eugenia Coronado, presidenta ejecutiva de Gas Natural Unión Fenosa, coincide con el estudio de Perry en torno al potencial que tiene el país en materia de suministro de este combustible, pero tras reconocer que existen limitaciones en el transporte, propone que se establezcan las condiciones para que la industria construya plantas de almacenamiento cerca a los grandes centros de consumo, que evite que se presenten dificultades por el corte del servicio, a todos los sectores que usan este combustible. La ejecutiva afirma que el gas tiene mucho futuro, gracias a sus bondades. “El país debe seguir apostándole al desarrollo del sector”.

La presidenta de Gas Natural reconoce que la conversión de vehículos a gas se ha estancado en Colombia debido al ruido generado por las interrupciones en el suministro, causadas por mantenimiento de las plantas. En su opinión, el país ha ganado mucho con el gas, y hoy el 60 por ciento de los hogares dispone del combustible.

‘La regulación es una necesidad apremiante’

Está claro que una de las urgencias es la expedición de la regulación para la explotación de gases no convencionales.

El documento de Guillermo Perry reconoce que la la normatividad ha avanzado con el Decreto 2730 de 2010.

“Entendiendo que la entrada en producción de estos yacimientos no sólo contribuiría a solucionar los problemas de competencia en que se vienen discutiendo, sino que además permitiría que el país se vuelva un exportador neto de gas, el decreto reconoce la urgencia de proveer el marco regulatorio adecuado para que el desarrollo del potencial identificado sea posible, y da al Ministerio de Minas y Energía y a la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) un plazo máximo de 9 meses para el cumplimiento de las directrices contenidas en el documento Conpes 3517 de 2008”.

Agrega que el Ministerio y la Creg deben permitir la oferta de cantidades crecientes en firme, así no se haya desarrollado la capacidad de producción.

En el caso de los gases no convencionales los contratos en firme son necesarios para viabilizar el desarrollo de la capacidad de producción. Asimismo, la regulación debe reconocer que estas explotaciones requieren contratos no interrumpibles.

“El Ministerio de Minas y Energía debe establecer procedimientos expeditos para coordinar las actividades de los concesionarios de licencias de carbón y de gas metano asociado al carbón, cuando haya superposición de áreas.

Compartir