1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Los periódicos están vivos

Los periódicos –diarios, semanales, mensuales o de cualquier tipo– están más vivos que nunca.

POR:
marzo 11 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-11

Su vigencia y lecturabilidad, contrario a lo que se piensa, no están amenazados por la Internet y las redes sociales, se están transformado, claro. Y el desafío es grande. De esto habló en Bogotá el alemán Christoph Riess, director de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias, en un foro que se realizó ayer y en el que participaron destacados periodistas nacionales e internacionales. Siempre he pensado, también contrario a la tendencia de muchos periódicos actuales, que su éxito y vigencia depende, no de parecerse a la radio y las redes sociales, esto es información corta y telegráfica, sino a reafirmarse en lo que es su esencia: un producto para lectores. Para lectores de columnas de prensa, historias humanas, análisis. Artículos largos con información, cifras, estadísticas, fotos, comparaciones, recuadros. Los periódicos son para lectores, no son medios de comunicación para informarse a las carreras. Si se asume desde este paradigma el rediseño al que hoy se enfrenta este medio, seguro sobreviven. Quizás no con los mismos lectores que los actuales dueños quisieran. Pero estarían lejos de convertirse en productos exóticos para unos pocos. ¿Qué sería un domingo sin periódicos llenos de artículos e historias para leer? El enfoque es, entonces, no tratar de competir con los medios masivos de comunicación: la radio, la televisión y las redes sociales, sino modernizarse manteniendo lo que siempre han sido. En Colombia la realidad de los periódicos es sorprendente. Todos los diarios regionales, casi sin excepción, son un éxito. Lo mismo que los nacionales y los especializados en información económica y empresarial. Y los regionales son exitosos, en primer lugar, porque en su primera página y en las secciones principales lo fundamental es información relevante de la zona, de la capital donde circula. Temas de servicios públicos, asuntos locales, deportes y, por supuesto, información de eventos sociales. Esta es la otra cara del fenómeno de la globalización: en la medida en que se globalizó el mundo, la gente se reafirma en sus valores locales quizás como un mecanismo de defensa, para no perder identidad, y los periódicos regionales muestran eso: El Heraldo, de Barranquilla, el carnaval de la ciudad; El País, de Cali, las historias del MIO; La Patria, de Manizales, el mundo cafetero; El Universal, de Cartagena, una sección especial para el Mundial Sub-20 de Fútbol, que este año se llevará a cabo en esta ciudad. Y en estos periódicos los artículos son para lectores. No es información telegráfica de titular y pie de foto. Hay un equipo completo de periodistas que cubren las distintas fuentes de la realidad local. Y hay una página para las informaciones nacionales, casi todas escándalos o judiciales por desgracia. En estos periódicos están las claves de la supervivencia de los diarios. Mucho color y mucha foto, si, pero muchas letras, artículos de media página o página completa; suplemento literario los fines de semana; y análisis periódicos sobre los distintos temas de la agenda informativa. Y no hay conflicto con la web. Que se lean on line. Diez a uno es la proporción de lectores de periódico por Internet vs. el de papel. Muy bien. El mayor esfuerzo está entonces en la versión de la red. Pero nunca se acabarán ni están por morir los periódicos, se están reinventando. HELGON

Compartir