Piden 3.000 camiones para crudo y aceite | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Piden 3.000 camiones para crudo y aceite

La bonanza que vive el país por cuenta de la explotación de carbón, petróleo y aceite de palma, está en riesgo debido a la falta de tractomulas y camiones para atender las necesidades de transporte de las compañías en estos sectores.

POR:
marzo 18 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-18

Según cifras de la Asociación Nacional de Empresas Transportadoras de Carga -Asecarga-, en el país se registra un faltante de 2.730 tractomulas para atender la creciente demanda en estas actividades industriales. “Los oleoductos se coparon y por eso para el transporte de crudo se requieren 2.300 tractocamiones y para aceite de palma, otras 430 unidades”, explicó el presidente del gremio, Jairo Herrera Murillo. Ante esta situación, el dirigente le solicitó al Ministerio del Transporte eliminar, temporalmente, la póliza o especie de multa de 70 millones de pesos que se exige para poner a rodar un nuevo vehículo sin necesidad de chatarrizar otro. Algunos palmicultores afirmaron a PORTAFOLIO que las dificultades en el transporte de este producto podrían generar aumentos en los precios de aceites, margarinas, pasabocas, panadería y chocolatería. “Los fletes se han doblado y no hay cómo movilizar la materia desde los Llanos Orientales y el Magdalena Medio a los centros de consumo y exportación”, explicó un palmicultor. El presidente de Transportes Suramericana, Jairo Fandiño, afirmó que ha perdido cerca de un 25 por ciento de sus ventas debido a la falta de camiones. “Sobre mi escritorio hay requerimientos de Prodeco para 60 o 70 tractomulas que operen las 24 horas, lo mismo con el Cerrejón y otras compañías mineras. Nada de eso podemos atender porque pagar esas pólizas resulta muy costoso”, explicó Fandiño. Para el empresario es necesario que el Ministerio del Transporte facilite la importación de este tipo de equipo, así sea de manera temporal. “Para nosotros esta es una reforma tributaria disimulada porque con las pólizas de 10 tractomulas se pagan cerca de 700 millones de pesos. Eso es un absurdo cuando el Ministerio de Comercio le envía un mensaje al país para que exporte cada día más y no hay cómo movilizar las mercancías”, dijo. En el sector carbonero la situación es similar. El presidente de Fenalcarbón, Jaime Olivella, afirmó que un tramo que le hace falta al Ferrocarril del Carare estará concluido en julio de este año, con lo que se garantiza el transporte del mineral a los centros de exportación. “Se deben construir unas variantes en Fundación y Aracataca para garantizar la ampliación de la capacidad operativa”, dijo. A pesar de las dificultades para adquisición de este tipo de equipo, llama la atención el dato publicado esta semana por el Dane, donde se da cuenta de un incremento de 189 por ciento en la importación de remolques y semiremolques en enero del presente año comparado con el mismo mes del 2010. AUGE DE VOLQUETAS Un panorama muy distinto se registra en el mercado de las volquetas, donde no hay pólizas ni talanqueras. “En este momento vivimos un auge importante en las ventas que no se veía desde hace años. En el 2010 la comercialización de volquetas creció 45 por ciento, en gran parte, por las obras de infraestructura del país”, explicó el gerente de Daewoo Trucks, Eusebio Pinzón. El directivo afirmó que en el sector minero las ventas han crecido entre 10 y 20 por ciento. “La demanda es tan alta que no vendemos unidades, sino flotillas de 10, 15 o 20 unidades”, explicó. Según cifras del Dane, las inversiones en obras civiles se incrementaron 4,7 por ciento en el cuarto trimestre del 2010, lo que evidencia una recuperación de este sector. - El problema es temporal De acuerdo con Luis Molano, director de Postventa de Navitrans, la actual demanda de tractocamiones puede desaparecer una vez entre en operación la nueva red de oleoductos, pero a la fecha se nota una ausencia de vehículos de carga. Pero, en su opinión, esta situación puede cambiar rápidamente, pues está próxima la entrada en operación del oleoducto Ocensa, que aumentará la capacidad de transporte de combustible por esa vía, es decir, sin acudir al transporte por carretera. Según las cuentas de las empresas petroleras, en la actualidad se están dejando de movilizar 85 barriles diarios de crudo, por la falta de medios de transporte. El directivo dijo que los empresarios que necesiten el equipo lo adquieren, pues saben que en el largo plazo van a recuperar la inversión. - Vehículo especial para transportar petróleo La firma International y la multinacional Navitrans presentaron ayer una tractomula especial para el transporte de petróleo en el país, que fue diseñada y construida con base en la orientación de los transportadores de hidrocarburos del país. ‘La Petrolera’, como fue bautizadó el nuevo modelo, tiene una suspensión Neway, equipada con brazos sólidos y barras transversales tubulares que tienen la función de estabilizar y controlar la carga y la tracción, al igual que un chasis en puentes reforzados diseñado para minimizar cualquier daño de estructura. El nuevo camión tiene un radiador de diferente anclado que evita su fractura y la instalación eléctrica es aérea, buscando que no se dañe con el paso del tiempo y no la afecte la suspensión. El motor viene montado sobre una planta motriz de origen Cummins ISX de 435 caballos de fuerza, con una gama de torque lineal. Cuenta con una transmisión de 18 o de 15 velocidades. Para remolcar cargas pesadas y delicadas como el petróleo se optó por una quinta rueda que las estabiliza y disminuye los riesgos de volcadura, al tiempo que minimiza los daños de chasis. Para los frenos se recogió tecnología de punta en sistemas ABS y en el sistema automático de tracción, los cuales frenan la rueda que patina y distribuyen la potencia del motor, evitando daños en los diferenciales, en los ejes y en los cardanes, según Molano. HELGON

Compartir