Intentan poner a Internet en el banquillo Un viaje lleno de situaciones divertidas Eco | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Intentan poner a Internet en el banquillo Un viaje lleno de situaciones divertidas Eco

Desde tiempo atrás se ha hablado de la influencia de las tecnologías en nuestra forma de ver el mundo y, desde luego, de interactuar con él.

POR:
marzo 19 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-19

Es claro que, como lo demuestran evidencias científicas e históricas, desde la invención de la escritura, en nuestro cerebro han cambiado los procesos neuronales en respuesta a las experiencias con las herramientas que usamos para encontrar, almacenar y compartir información. Sin embargo, el principal interés de este trabajo es abordar los cambios en que ha influido la interacción de la actual sociedad con la Internet. Este tema lo comenzó a abordar el autor, Nicholas Carr, en un célebre artículo que tituló ‘¿Google nos vuelve estúpidos?’, el cual desató “uno de los debates más importantes de nuestro tiempo: mientras disfrutamos de las bondades de la Red, ¿estamos sacrificando nuestra capacidad para leer y pensar con profundidad?”. Carr afirma que cada tecnología de la comunicación conlleva una ética intelectual y en el caso de la Internet, la suya nos ha llevado a ser más hábiles para manejar y ojear información superficialmente, a ser menos capaces de concentrarnos, de contemplar y reflexionar. En otras palabras, la Red nos está reconfigurado a su propia imagen. Con todo, aunque hay una crítica explicita sobre cómo ha influido la Internet en nuestras vidas, el objetivo final del este trabajo no es proponer una actitud reaccionaria, de oposición; por el contrario, en la medida que ofrece una nueva forma de ver a esta nueva tecnología, pretende que el lector llegue a un punto en el que sea capaz de entenderla y aprovecharla mejor. El debate sigue abierto, especialmente ante las nuevas generaciones, que encuentran en Internet una forma de relacionarse, de aprender, de estudiar y de ver el mundo. Esta herramienta amplía horizontes, rompe barreras, pero aún no está claro las profundidades que con ello se logran. HELGON

Compartir