1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

¡Tenemos Presidente!

Si existía alguna duda sobre el temple de nuestro Mandatario y su férrea decisión de defender los intereses y seguridad nacional, quedó completamente despejada con su actuación frente al paro de transportadores.

POR:
marzo 10 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-10

Hoy tenemos certeza de que en este Gobierno primarán los intereses generales sobre los particulares, lejos de lo que veníamos acostumbrados. Fue de vital importancia la intervención oportuna del Jefe de Estado, quien supo utilizar la fuerza del poder ante un problema que fue tomando dimensiones poco controlables en razón de la dualidad decisoria entre el Ministro de Transporte y el Vicepresidente, debilidad que supieron explotar los que incitaban la revuelta, que sumado a la falta de liderazgo y anarquía en la que se encuentra el Distrito Capital por los procesos de corrupción y la división interna del Polo. El alcalde Moreno, por impedir su caída libre en popularidad, cedió de manera irresponsable un espacio primordial ante la presión de los camioneros, aduciendo que se trataba de un problema de orden nacional. Esta actuación de fragilidad del Alcalde dio origen a cuantiosas pérdidas materiales, gracias a Dios sin muertos, por no atender el pedido del Gobierno Nacional de impedir las manifestaciones, que como mínimo empeorarían el tráfico, que por cierto ya era caótico. Está claro que si el Presidente no hubiera actuado con mano firme y pragmatismo, entrábamos en un proceso de inviabilidad, donde esta clase de actos se convertirían en el pan de cada día, pues cada gremio, para obtener sus intereses particulares, presionaría por las vías de hecho. Ojalá los bogotanos no tengamos que soportar por la negligencia del Alcalde paros de taxistas, motos etc., porque ya lo midieron. Vale recordar que bajo el Gobierno del presidente Samper se firmó el controvertido convenio de la planilla de fletes, en momentos de poca maniobrabilidad por el nefasto proceso 8.000, razón por la que lograron su cometido. Hoy tenemos claro que la concertación es fundamental para este Gobierno, pero más importante que sepamos que a la fuerza jamás se lograrán objetivos. Por lo mismo, invitamos a los transportadores de bien para que, de manera pacífica, hagan sus propuestas y peticiones durante este periodo que se dio hasta el 15 de junio. De otro lado, ante la liberación de los secuestrados, el presidente Santos abrió las puertas para lograr que se diera la liberación de los últimos cinco, pero también dejó claro que hacia el futuro ninguna persona o grupo podrá utilizar la solidaridad nacional y el dolor que nos causa el secuestro como trampolín de sus intereses políticos. En adelante sólo habrá diálogo si se liberan todos los secuestrados de manera unilateral y no se volverá a permitir el show mediático que no deja sino desconcierto. Señores de la guerrilla, durante este Gobierno nunca esperen zonas de distensión y estén seguros que la búsqueda de liberación de los secuestrados será prioridad en la agenda, a las buenas o a las malas. Hoy los colombianos nos sentimos que tenemos Presidente y unas fuerzas militares capaces y eficientes. Con la actuación ante los últimos sucesos nos hace recordar el doctor Santos al estadista Carlos lleras Restrepo, a quien no le tembló el pulso ante la presión y supo aplicar la fuerza con decencia en defensa de la democracia. Nos cansamos de los mandatarios buscapleitos y corruptos con halo de santidad. No olvidemos que los que buscan desestabilizar o la anarquía siempre aplican la máxima de, divide y reinarás. Los liberales defenderemos las causas sociales con ideas y propuestas, pero jamás por las vías de hecho. El Presidente sabe que cuenta con nuestra lealtad, pero nunca con nuestra sumisión. sanchezca42@hotmail.com HELGON

Compartir