1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Primeras puntadas de una reforma tributaria estructural

El Director de la Dian expresa ideas que serían las bases para la reorganización del Estatuto Tribut

Juan Ricardo Ortega, Director de la Dian

Juan Ricardo Ortega, Director de la Dian

Juan Ricardo Ortega, Director de la Dian

POR:
marzo 29 de 2011 - 03:00 a.m.
2011-03-29

Con la salvedad de que “el tema tributario no es una verdad de iluminados, sino una construcción de todos”, el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, confirma que el país avanza en el reacomodo de su Estatuto Tributario, lo que también fue ratificado por el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry desde Canadá, donde participó en la asamblea del BID.

Echeverry dijo que la reforma estará lista en el segundo semestre del 2011. Su fin último es procurar más ingresos para el fisco, eso sí, sin aumentar impuestos.

Por su parte, el Director de la Dian señala que se busca facilitarles la vida a los contribuyentes que, en el ejercicio de sus actividades, le juegan legal al Estado. “La tarea nuestra es escuchar al mayor número de personas, de voces, de visiones, con el fin de tratar de hacer algo que funcione”.

A sancionar más

El tema sancionatorio tendrá, sin duda, un lugar privilegiado en la reforma. Pese a que en la pasada modificación a las normas tributarias se incluyó la sanción por violación a las condiciones de una exención, Ortega dice que aún falta.

“Quitamos sanciones que generaban problemas, por ejemplo, las de las personas que no tenían actividad y eran sancionadas por no haber cumplido las obligaciones formales de declarar. Pero el tema sancionatorio todavía requiere más: la sanción del 160 por ciento de la renta por inexactitud, por ejemplo, está generando una mala relación entre el contribuyente, el legislativo y la Dian”.

Según explica Ortega, la Dian la impone cuando se declara renta por un valor inferior al que debería, pero se cae en la Corte por un problema de interpretación de la norma. “Creemos que una norma que genera controversia en la interpretación no es adecuada. Hay que construir sanciones en las que no haya argumentos de controversia y que sea una sanción para que el que no cumplió pague y pague lo que tiene que pagar”.

Impuesto al patrimonio

Acerca de para dónde va el impuesto al patrimonio que nació para ser transitorio y ya lleva 12 años vigente, con una nueva modificación impuesta vía emergencia invernal, Ortega indicó: “claramente es un impuesto temporal y tiene que ser así. Ha sido una de las inversiones más rentables en la historia del país, no una carga sobre los colombianos, sino una decisión financiera que se ha hecho de manera cooperativa entre el Estado y la gente que tiene mayor músculo económico, para financiar la seguridad”.

El temor que tienen los empresarios, de que este gravamen permanezca en la próxima reforma tributaria, es infundado. Por lo menos, no estará con las características que hoy tiene. “El problema de este impuesto, si se fuera a hacer continuado y repetitivo, es que produce un impacto desigual entre los sectores”.

El Director de la Dian afirma que este tributo es útil como referencia. “Es importante que ese tipo de estructura exista en un país donde aún no hay la cultura tributaria. El patrimonio es un referente que se tiene que mantener, pero no es per se una base constitutiva de un sistema tributario. Por lo menos nunca en esos niveles del 6 por ciento. Eso es muy alto”.

Más personas tributando

La ampliación de la base gravable será un blanco al que tendrá que apuntarle la reforma tributaria, pues allí está el verdadero impacto económico que el Estado requiere por cuenta de los impuestos. En la actualidad, sólo se cuenta con 750 mil declarantes y 1’300.000 contribuyentes en un país de 44 millones de personas.

Aunque Ortega dice tener muchas ideas para modificar esta situación, advierte que se trata de cambios muy estructurales que hay que discutir con el Ministro de Hacienda. Sin embargo, agrega, “ampliar la base es dar a la gente una noción de pertenencia. En el Distrito, el impuesto predial lo pagaban 1’900.000 hogares, más que todo lo que pagan en el país. Los pobres pagaban un poquito, pero ese poquito les daba una cantidad de beneficios como ciudadanos, y en especial, una noción de pertenencia”.

Temas como el de las altas tasas de devolución que tiene que hacer la Dian también tendrán que ser objeto de revisión.

Ojo a devoluciones

“Las devoluciones totales son 7 billones de pesos al año, 2,6 billones en IVA y el resto en renta. Es una cifra muy grande. Las de renta son muy elevadas. Es una locura de la legislación nuestra que tiene origen en decretos ley. Es un error dejar que las retenciones se fijen por ley, cuando esa parte de las regulaciones es la que tiene que ser flexible. En consecuencia, mientras en el mundo a todos los sectores se le retiene de manera más o menos homogénea, en Colombia hay sectores a los que no se les retiene ni el 10 por ciento y a otros hasta el 110 por ciento. Estamos tratando de dar la discusión en este punto”, indica Ortega.

MARTHA MORALES MANCHEGO

Redacción Economía y Negocios

Compartir