Cómo promover el mejor activo de su empresa | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Cómo promover el mejor activo de su empresa

¿Cómo ayuda uno a trabajadores veteranos a aceptar un ambiente cambiante y adaptarse a una forma nueva de hacer las cosas, y cómo pueden los empleadores utilizar mejor a sus empleados de mayor edad?

POR:
marzo 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-05

Como trabajador veterano que soy, intentaré contestar en nombre de mis coetáneos. Cuando la gente me pregunta mi edad, mi respuesta favorita es: “'¡Más joven que Mick Jagger!” No trato de faltarle el respeto a Mick, quien es amigo mío, pero verlo en el escenario muestra qué desconexión tan grande puede haber entre hacer lo que haces mejor y actuar según tu edad. Pongamos este asunto en perspectiva. Una vez me preguntaron: “¿Qué edad creería usted que tiene si no supiera su edad?” Mi respuesta fue: “Dependiendo del día, mucho más joven que 60 años”. A veces me horrorizan las cosas que gente de mi edad tiende a decir en situaciones de negocios o sociales, particularmente cuando expresan desprecio por la tecnología moderna o recuerdan los tiempos pasados como una época dorada; prácticamente cualquiera que lo oiga sabe que el periodo previo simplemente fue diferente, en lugar de glorioso. Esta misma semana escuché a un ejecutivo de negocios decir: “Cuando yo era joven no necesitábamos computadoras para que hicieran el trabajo por nosotros”, un comentario verdaderamente hostil. Tales aseveraciones frecuentemente revelan temor al cambio. Puede ser difícil mantenerse al día, y cuando el pequeño déficit de conocimientos de una persona acerca de un nuevo aparato o software se hace evidente en el momento equivocado, sus colegas pueden empezar a cuestionar su capacidad. Dicho esto, si quiere seguir siendo bueno en lo que hace y trabajar sin problemas con sus colegas, es necesario aceptar el cambio. Un gran primer paso puede ser aprender cómo sus colegas más jóvenes se comunican entre ellos. Recuerde, esta es una generación para la que enviar correos electrónicos ya pasó de moda. Hace unas cuantas semanas alguien me dijo que Twitter, Facebook, Linkedin y otras herramientas de Internet son “una moda tan tonta como la de los aros de hula”. Le ruego que acepte mi palabra: estos nuevos tipos de comunicación indudablemente no son una moda pasajera. Así que si su compañía emplea SMS o texteo para sus comunicaciones internas, usted debe crear su propia cuenta y luego busque a sus compañeros para hacerles saber cómo ponerse en contacto con usted. Puede experimentar un poco de dificultad de aprendizaje al principio, dado que textear involucra familiarizarse con todo un nuevo lenguaje truncado, pero es fácil de captar. Satisfaga su curiosidad y deseo de juego creando situaciones en las que se pueda familiarizar con las herramientas más recientes, y aprenda a usarlas a su propio ritmo. Trate de crearse un reto, quizá el de reconectarse con viejos amigos y antiguos colegas mediante los sitios sociales de la red. O bien, descubra cuáles juegos en línea son populares, y juegue alguno. Puede divertirse mucho mientras se hace hábil en el manejo de la tecnología más reciente. En cuanto a cómo utilizar mejor las capacidades de los trabajadores más veteranos: etiquetar es la clave, así que quizá en lugar de pensar en ellos y describirlos como “más viejos” o “envejeciendo”, emplee tales palabras en relación con vinos, whisky y buen queso. Una forma mucho mejor de describir a una persona que ha estado trabajando duro durante décadas es “más experimentado”. Estos trabajadores son un activo fabuloso, dado que la historia tiende a repetirse. En una compañía donde el valor de estos empleados es reconocido, es más probable que escuche la pregunta: “¿Jim, en tu experiencia, cuáles son los peligros de seguir esta ruta?”, que es el tipo de intercambio de ideas que ayuda a ejecutivos y gerentes a evitar una repetición de costosos errores previos. Creo que vamos a ver crecientes esfuerzos por parte de empresas para mantener a trabajadores experimentados en su personal. En muchas naciones desarrolladas, las poblaciones están envejeciendo. En Estados Unidos y Europa Occidental, mi generación –el baby boom posterior a la Segunda Guerra Mundial– representa el mayor segmento de mercado, el más rico y de crecimiento más acelerado que el mundo haya visto. Tan sólo en Estados Unidos, 76 millones de niños nacieron entre 1945 y 1964, lo que los coloca hoy entre las edades de 47 y 65. En el Reino Unido, este grupo posee 80 por ciento de la riqueza, según informes. Una persona de 55 años podría entender mejor las necesidades de este importante grupo de consumidores que una de 30 años. Finalmente, en el negocio del empresariado, la experiencia es particularmente útil, dado que crear un negocio es un arte. No hay, realmente, una forma buena o mala de hacerlo, pero en la medida que más se practique, más hábil se hace uno. Y ahora bien, ¿dónde puse mi libreta de encuadernación de espiral? Mis hijos me dieron un iPad en Navidad, y ellos probablemente me dirían que usara eso, pero hay algunas tecnologías que yo siempre preferiré. ADRVEG

Compartir