1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Propietarios pasivos: trampa para empresas

Como es costumbre, en estas fechas suelo escribir sobre las decisiones que debemos enfrentar en las asambleas de accionistas de nuestras empresas y, en especial, de las empresas familiares, el foco de mis estudios.

POR:
marzo 22 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-22

He querido hacer un breve resumen de las decisiones que, en mi criterio, son necesarias en estos momentos para que usted, como propietario, se comporte como uno activo y no como un propietario pasivo. Este último termina siendo un gran problema para las sociedades anónimas de carácter familiar, puesto que al no conocer sus responsabilidades y derechos, suele generar en el gobierno y en la dirección una concentración del poder, que lo lleva a cometer en muchas ocasiones actos impropios. Me gusta iniciar preguntándoles a los propietarios si la siguiente afirmación es verdadera o falsa: ¡En Colombia es obligatorio el pago de dividendos! En mi experiencia, más del 90 por ciento de las personas suele contestar: Falso, lo cual es incorrecto. Es verdadero. De hecho, en los estatutos de su compañía, conforme al Código de Comercio, debe decir algo así: “… Hechas las reservas legales (10 por ciento si no ha llegado al 50 por ciento capital suscrito), como las provisiones del pago de impuestos, se repartirá como dividendo por lo menos el 50 por ciento de las utilidades líquidas obtenidas en cada ejercicio. Sin embargo, si la suma de las reservas llega a ser mayor que el capital suscrito, el porcentaje que debe repartir la sociedad será del 70 por ciento por lo menos. No obstante la Asamblea, con el voto de quienes representen el 80 por ciento de las acciones presentes, podrá disponer que la distribución de utilidades a título de dividendos no se efectúe o se lleve a cabo en un porcentaje menor...”. Tengo que reconocer que mi experiencia asesorando empresas de familia en este ámbito ha sido muy desalentadora. El tema de los dividendos ha sido uno de los principales elementos de ruptura familiar y societaria debido, principalmente, a que los fundadores no les han enseñado a sus hijos a ser buenos propietarios. Todo lo contrario. Cuando he realizado seminarios en empresa familiar les he preguntado a las familias cuántas realizan asambleas de accionistas de manera real y formal y tan sólo un 10 por ciento contesta de manera positiva, con lo cual se sobreentiende que los fundadores, junto con su revisor fiscal y abogados tributarios, elaboran las actas de la asamblea sin siquiera haberse llevado a cabo. Así mismo, he presenciado cómo en algunas ocasiones se nombra a algún hijo como secretario o presidente de la Asamblea en la que se decretó la no distribución de dividendos, dando fe de lo sucedido, sin haber estado presente. Usualmente, cuando está el fundador y existe confianza, este no es un problema y es aceptado por todos. Sólo imagine por un minuto lo que significa una escena de estas en la segunda generación, cuando el fundador ya no está. Los hijos suelen hacer lo que sus padres les enseñaron. Es por esta razón que cientos de familias empresarias terminan en disputas y querellas societarias, además de la decepcionante ruptura familiar. Mi intención es llamar la atención de los fundadores para que realmente realicen asambleas formales que sirvan de base para crear una cultura de propietarios. Primero, se debe empezar por entender cuáles son las decisiones que se deben tomar en las Asambleas de Accionistas. Resumo las principales: aprobar estados de resultados y balances; nombrar los miembros de la Junta Directiva y asignar sus honorarios; elegir el revisor fiscal y asignar sus honorarios; invertir o desinvertir por fuera del ámbito de la Junta Directiva; establecer reparto de dividendos; cambiar o no de estatutos y resolver conflictos de interés. Quiero preguntar ahora a los fundadores: independientemente de lo que decidieron estudiar sus hijos, ¿Qué conocimientos deben tener ellos para ser propietarios activos a partir de las responsabilidades de la Asamblea? Voy a tratar de hacer mis sugerencias, a través de estas preguntas y respuestas: ¿Cuál es la responsabilidad de un propietario? Cuidar la propiedad y poner todos los medios posibles para que la misma crezca y así poder heredarla a las próximas generaciones. ¿Cómo cuidarla? En la Asamblea General de Accionistas, que es el órgano de gobierno por excelencia para cuidar la propiedad. Debemos enseñarles a los hijos a realizar las asambleas; es más, a ir más allá de nuestra legislación y promover todo tipo de actividades de la propiedad para que ellos puedan velar por la misma si su decisión, absolutamente válida, es no ingresar a trabajar en las compañías de la familia. No estar allí no significa que no ejerzan el derecho a conocer todo lo concerniente a la propiedad. ¿Qué capacidades deben tener los hijos para poder hacer bien su tarea? Al menos conocimientos básicos legales, de contabilidad, finanzas estructurales y de gobierno corporativo, así como un conocimiento general de las actividades de la compañía, cuestión que se debe enseñar en un programa de propietarios interno o externo durante el trascurso de la vida de los hijos. Finalmente, un buen propietario activo se destaca, principalmente, por asistir a todas las asambleas de accionistas, promover los mejores perfiles para las juntas directivas, y asegurar que la empresa tenga su reinversión y un equilibrio con los dividendos. Si trabaja en la empresa, evita que se tengan consideraciones con él/ella, estudia con detenimiento los estados financieros y se abstiene de utilizar los activos de la empresa. Señores(as) propietarios de empresas, los invito a considerar estas recomendaciones para ejercer un rol activo en pro de su empresa y su familia. Las personas que deseen estudiar el tema, tendrán la oportunidad el 26 de marzo, en el evento Family Business Day- Ifera Américas 2011, que se llevará a cabo en Bogotá. Inf.: 861 4444. gonzalo.gomez@inalde.edu.co HELGON

Compartir