1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Revolución ‘blockchain’ tendrá que esperar

Las compañías tradicionales todavía no están listas para adoptar esta tecnología.

Blockchain

Hasta el momento, el principal uso del blockchain ha sido la creación de las monedas digitales como el bitcoin o ethereum, entre otras.

123rf

POR:
financial times
noviembre 03 de 2017 - 07:37 p.m.
2017-11-03

Walmart está usando la tecnología blockchain para rastrear el cerdo chino. AP Moller-Maersk la está aplicando al seguro marítimo. Los bancos esperan que simplifique el financiamiento comercial transfronterizo. BP está experimentando con ella para agilizar el comercio de petróleo y de gas.

(Lea: ¿Llegará el bitcoin a los 10.000 dólares o se desinflará?)

Mientras que blockchain, o cadena de bloques, se expande más allá de su uso como plataforma para monedas digitales como bitcóin, los ‘tecnoevangelizadores’ también están aumentando su potencial para hacer más que simplemente indicar la procedencia de una chuleta de cerdo.

(Lea: Emprendedores y firmas, en busca de la innovación)

“Los líderes empresariales tienen otra oportunidad para repensar cómo organizan la creación de valor”, escribieron Don Tapscott y Alex Tapscott en ‘La revolución blockchain’ el año pasado. Los entusiastas opinan que la cadena de bloques –contabilidad digital distribuida– podría incluso acabar con la gestión tradicional y con las organizaciones que la han apoyado. El empresario Nick Tomaino, en una reciente publicación de blog, pronosticó “la lenta muerte de las empresas”.

A medida que la tecnología reduce los costos de transacción, él escribió, erosionará la lógica que apoya la existencia de las compañías –descrita por Ronald Coase en 1937– como sitios que pueden coordinar numerosas actividades de forma más económica que si se realizaran fuera de la organización.

Otra publicación, en el blog Ribbonfarm, predice el reemplazo de los conformistas holgazanes corporativos criticados por William Whyte en su libro de 1956 ‘El Hombre Organización’ por ‘El Hombre Cadena de Bloques’ (o presumiblemente mujer), una combinación de “dueño de empresa de estilo de vida y trabajador autónomo”.

¿Cómo logrará esto la cadena de bloques? La información acerca de los contratos, del desempeño pasado y de las calificaciones se incluirá en su inmutable base de datos. Cualquiera podrá instantáneamente encontrar al contratista adecuado.

Los contratos inteligentes incluirán los términos y condiciones, garantizando el pago automático y preciso de las regalías al hombre y a la mujer cadena de bloques.

Adiós a los cazatalentos, a los gerentes intermedios y a los departamentos de recursos humanos; hola a un mercado de trabajadores libre y sin fricciones.

Algo de esto ya está sucediendo. “No hay empresa alguna detrás del bitcóin”, señaló Tomaino; más bien es “simplemente código e incentivos”.

Inevitablemente, los especialistas en promoción, los comerciantes de publicidad exagerada y los charlatanes ya están preparando sus anzuelos con la más reciente y atractiva tecnología. Numerosos experimentos en descentralización están recaudando dinero a través de la más reciente y burbujeante tendencia de ‘oferta inicial de monedas’ (ICO, por sus siglas en inglés), unas fichas digitales que pueden intercambiarse por servicios.

No voy a pretender saber si se puedan lograr las afirmaciones más grandiosas acerca de la influencia de la cadena de bloques sobre la gestión. Pero quienes hacen las afirmaciones tampoco realmente lo saben.

Don Tapscott ha estado prediciendo por mucho tiempo que el internet acabará con la jerarquía, pero él ha admitido que “la arquitectura de la corporación de principios del siglo XX permanece prácticamente intacta”.

Existen ventajas en distribuir la autoridad. Blockchain es, sin embargo, sólo una herramienta disponible. Se puede progresar mucho a través de la simple delegación. En cualquier caso, muchas de las virtudes de la tecnología son compartidas por las viejas y aburridas bases de datos; y, al llevar a cabo un examen más detenido, se observa que algunos de sus beneficios son desventajas.

Garrick Hileman, un investigador académico en la Escuela de Negocios Judge de la Universidad de Cambridge, y un reflexivo defensor de la tecnología de contabilidad distribuida, ha comentado que “muchas empresas entraron en el ciclo de sobreexpectación, probaron las pruebas de concepto y luego dijeron: ‘esperen un minuto: ¿realmente necesitamos la cadena de bloques para hacer esto?”.

El viejo mantra del programador ‘basura entra, basura sale’ todavía es relevante, tal y como lo ha sido desde que se escribió la primera línea de código. En teoría, un currículum en la cadena de bloques detendría a los estafadores y a los fanfarrones de exagerar sus credenciales. En la práctica, el riesgo de que alguien introduzca un error, deliberada o accidentalmente, continuará existiendo, y será más difícil revertirlo si se descubre.

Incluso si me desempeñé lamentablemente en el colegio, ¿querría que mis bajas calificaciones acecharan mi carrera? La tecnología de cadena de bloques me daría la propiedad sobre mi información y el poder de revelar sólo partes de ella. Yo podría suprimir mi contribución al colapso de Enron, a la vez que muestro mi papel en el éxito de Google. Pero eso no suena mejor, y parece ser mucho más complicado, que editar mi página de LinkedIn.

Además, no todo lo que hacemos en el trabajo puede evaluarse fácil u objetivamente. Yo soy un entusiasta de la retroalimentación de 360 grados, pero es una ardua forma de evaluar al personal. Conseguir suficientes personas para verificar mi desempeño en todos los proyectos, menos en los más básicos, de una manera que resulte útil para todos los futuros empleadores, y lo suficientemente irreprochable como para que quede permanentemente grabado en la cadena de bloques, parece una tarea insuperablemente compleja, para cualquier hombre o máquina.

Los problemas legales y de confidencialidad representan los dos mayores obstáculos para la adopción de la tecnología de contabilidad distribuida, según una encuesta del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge. Con el tiempo, la innovación y la regulación pueden eliminarlos.

Pero existen buenas razones por las que el ‘hombre organización’, y la organización misma, continuarán sobreviviendo detrás del tercer obstáculo que identificó la encuesta: “La renuencia a cambiar los procesos comerciales establecidos”.

Compartir