1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Rousseff le declara la guerra a la inflación

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró su compromiso firme en el combate a la inflación, que por segundo año gana espacio en el país suramericano, en una entrevista publicada ayer en el diario económico Valor.

POR:
marzo 18 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-18

“No voy a permitir que la inflación vuelva a Brasil”, aseguró Rousseff. “No habrá negociación con la tasa de inflación”, afirmó en su primera entrevista a un diario brasileño desde que asumió el poder en enero. El alza de la inflación, que en Brasil coincide con el alto crecimiento económico, preocupa en el país. En 2010 el aumento de precios fue de 5,91 por ciento, bien por encima de la meta fijada de 4,5 por ciento, y este año comenzó con altos niveles de 0,83 por ciento en enero y 0,80 por ciento en febrero. La presidenta dijo que el control de la inflación no significa derrumbar la economía, es decir, que Brasil podría encuadrar su inflación cerca de la meta de 4,5 por ciento y mantener un crecimiento del PIB de 4,5 por ciento o hasta 5 por ciento este año. “Tengo la seguridad de que Brasil crecerá entre 4,5 por ciento y 5 por ciento este año”, afirmó Rousseff, para quien “es compatible controlar la inflación y tener un crecimiento sostenido”. Brasil ha aplicado un corte de 30.000 millones de dólares en el gasto público, aunque destinó casi igual cifra al banco de fomento para mantener la inversión en el país. “Vamos a contener el gasto del Gobierno, estamos enfriando al máximo la expansión del gasto”, pero también “vamos a mantener la inversión alta”, medidas con las que el Gobierno espera impulsar el crecimiento y contener la inflación, afirmó la mandataria. Rousseff garantizó que respetará la autonomía del Banco Central, que en contra del deseo de los sectores productivos ha aumentado la tasa de interés de referencia para controlar la inflación, pero que en un reciente documento emitió señales de que podría parar con esa política de aumentar los intereses. “Creo en un Banco Central extremadamente profesional y autónomo”, aseguró. La presidenta brasileña también anunció que la petrolera Petrobras invertirá 1.440 millones de dólares en la construcción de una nueva fábrica de fertilizantes para reducir la dependencia brasileña, que actualmente importa el 60 por ciento de estos insumos. La gobernante aseguró que la nueva planta, con capacidad para producir 519.000 toneladas anuales de amonio a partir de gas natural, será el primer paso en un proyecto para convertir a Brasil en un país autosuficiente en la producción de fertilizantes y en exportador de los mismos. Rousseff aseguró que Brasil no puede aspirar a ser el mayor productor y exportador mundial de alimentos si no garantiza su propia oferta de fertilizantes, ya que actualmente tiene que importarlos a precios muy elevados, “Nuestro objetivo es ser los mayores productores mundiales de alimentos”. - Nueva sociedad con EE. UU. Respecto a la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, la cual se llevará a cabo entre sábado y domingo, la presidenta Rousseff dijo que “Brasil asumió un papel internacional y puede, por sus vínculos históricos con Estados Unidos y estar en la misma región, ser un asociado importantísimo”. Fernando Ribeiro, economista jefe de la Fundación Centro de Estudios de Comercio Exterior (Funcex), afirmó que “Son dos países con relaciones económicas importantes. Pero es necesario lanzar un nuevo nivel de diálogo bilateral, de cooperación”.HELGON

Compartir