1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Sector azucarero, de la mano con iniciativas de calidad

Los ingenios azucareros, afiliados a la Asociación de Cultivadores de Caña de Azúcar de Colombia (Asocaña), se adhirieron a la iniciativa Bonsucro (BSI, por sus siglas en inglés), porque cumplen con estándares de responsabilidad y sostenibilidad en la producción de azúcar y de etanol.

POR:
marzo 16 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-16

Bajo las normas establecidos por Bonsucro, que miden, entre otros, la sostenibilidad ambiental y social, la protección de los derechos humanos, el cumplimiento de las normas internacionales de trabajo, el sector azucarero colombiano fue escogido por esa entidad como un ‘caso de éxito’. “Es satisfactorio saber que ya somos un ejemplo de producción sostenible. Pertenecer a Bonsucro nos permite garantizar el cumplimiento de los estándares comerciales que exigen los países importadores de azúcar, incluyendo la Unión Europea”, dijo Luis Fernando Londoño, presidente de Asocaña. “Hacer parte de Bonsucro garantiza cumplir estándares internacionales que traen ventajas para toda la cadena productiva del azúcar. Todos los actores que la componen, podrán tener la seguridad de que el sector cuenta con las mejores prácticas a nivel mundial en cuanto a sostenibilidad ambiental y social”, concluyó el dirigente gremial. Adicionalmente, la firma brasileña de auditoría Cert ID Certificadora, reconocida por BSI para certificar el cumplimiento de la ‘Iniciativa para una mejor caña de azúcar’, verificó que seis ingenios azucareros cumplen con más del 80 por ciento de los requerimientos exigidos para certificarse Según informó BSI, ese sector agroindustrial está avalado por estándares internacionales, en cuanto a su producción. “Esto constituye un gran logro, pues muestra el cumplimiento de los estándares de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), especialmente en relación con el trabajo infantil y las regulaciones en salud y seguridad industrial”, concluyó Londoño. Actualmente, un cortero de caña colombiano tiene un ingreso promedio de 2,5 salarios mínimos; además, cuenta con equipo y medidas que le permiten realizar un trabajo seguro.HELGON

Compartir