1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Skanska regresa a Colombia y abre filial

Skanska, el grupo constructor más grande de Suecia, que junto con Conciviles construyó en los 90 la hidroeléctrica de Urrá, abrió una Sociedad Simplificada de Acciones (SAS) bajo el nombre de Skanska Colombia, con la cual busca convertirse en un jugador clave de la infraestructura en el país.

POR:
marzo 14 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-14

Si bien su presencia en Colombia fue destacada por el tema de Urrá, el secuestro de tres de sus empleados extranjeros que laboraban el país (en 1994 y en 1997) los desanimó a seguir invirtiendo. A finales de los 90 el Gobierno de la época invitó a Skanska a licitar en la vía al Llano y luego en el 2001 hicieron propuestas para construir el Túnel de la Línea, que nunca se concretaron. Desde entonces, la multinacional prefirió no volver a buscar negocios en Colombia, hasta el año pasado que firmaron un contrato para proveerle servicios ambientales a Ecopetrol, que es otra de sus líneas de negocios, y en noviembre pasado abrieron la SAS., que depende de la filial venezolana. Como parte del regreso de la empresa, Johan Karlström, su presidente mundial, vino a Colombia para entrevistarse con el presidente Juan Manuel Santos y para ver de cerca las oportunidades que ofrece el país. El directivo explica que a diferencia de su presencia anterior, esta vez arrancaron montando una oficina, en la que por ahora trabajan ocho personas, y que cuando abren en un país no lo hacen para el corto plazo, sino que es una apuesta de largo aliento, con la que buscan convertirse en otra empresa colombiana, “siempre queremos ser locales”, insiste. Al igual que otros empresarios internacionales, Karlström, atribuye el regreso de Skanska al cambio radical que presentó el país en la última década tanto en el aspecto de seguridad, como de estabilidad económica. Así mismo, vienen atraídos por las posibilidades de negocios que existen en el sector de infraestructura. “Nos interesa el esquema de alianza público-privada que se establece en las concesiones, sabemos cómo hacerlo bien, pues lo aplicamos en varios países. Una de las más grandes es la de una carretera que operamos en Chile”, explica. Esta multinacional opera en Europa, Estados Unidos, Brasil, Chile, Perú, Venezuela y Argentina, en donde se encuentra su casa matriz para la región. De la reunión con el presidente Santos, Karlström terminó interesado en las posibilidades que tiene la empresa para la construcción de infraestructura de salud, dado que uno de los fuertes de Skanksa son los hospitales. Aunque la empresa está empeñada en crecer para convertirse en uno de los diez grupos constructores más grandes del mundo, para lo cual no descarta las compras, en Colombia le apuestan a un crecimiento orgánico. APUESTA VERDE Uno de los frentes en los que Skanska, compañía fundada en 1887, ha decidido marcar la diferencia con sus competidores, es la apuesta por las construcciones verdes o amigables con el medio ambiente. Así mismo los servicios que presta a las petroleras, como el que le da Ecopetrol, están orientados a la correcta disposición de los residuos de esta actividad. “El tema verde está en nuestro ADN y no sólo nos sirve para conseguir negocios, sino también para atraer la mejor gente”, dice su presidente, Johan Karlström. HELGON

Compartir