1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

Sombras y luces en el desempleo

Son dos caras de una misma moneda. De un lado, el sustancial incremento que tuvo la tasa de desempleo en enero en Colombia, en comparación con los niveles registrados en diciembre pasado. Del otro, el descenso frente al registro de hace 12 meses.

POR:
marzo 01 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-01

A simple vista, resulta más impresionante la primera que la segunda. Según los informó el Dane ayer, el índice de desocupación llegó a 13,5 por ciento a nivel nacional, mientras que, en las 13 áreas metropolitanas más grandes, el salto fue hasta 14,7 por ciento. Dicho aumento es de más de dos puntos porcentuales, frente a lo visto a finales del 2010. Sin embargo, la medición muestra una caída desde una perspectiva histórica. No hay que olvidar que enero es el periodo en el cual se presentan los peores retrocesos, pues la temporada navideña viene acompañada del enganche de miles de personas, sobre todo en el área del comercio. En tal sentido, hay que mirar lo sucedido con relativa calma y entender que la economía parece haber reaccionado en este campo, así no sea con la fuerza que esperaba el Gobierno. En medio de ese panorama, hay un elemento destacable. Se trata del descenso en las tasas de subempleo, algo que llevaba rato sin suceder y sugiere que los puestos de trabajo generados son de mejor calidad ahora. Ese es un comportamiento alentador, aunque todavía es demasiado temprano para cantar victoria. Hechas esas consideraciones, falta ver cómo sigue marchando el sector productivo, sobre el cual recae la principal responsabilidad en esta materia. Hasta ahora, el ramo de los servicios es el que más plazas ha ofrecido, pero la expectativa es que si las políticas de impulso a las locomotoras que promueve la actual administración tienen éxito, eso se traduciría en una expansión de las nóminas. Así, por lo menos, se resumen las esperanzas de quienes afirman que en estos asuntos lo mejor está por venir.ADRVEG

Compartir