1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

A sustentar el balance

En Colombia se están dando los primeros pasos para que las empresas presenten sus informes de sustentabilidad, basados en el estándar fijado por el ‘Global Reporting Initiative (GRI)’ o Iniciativa Global para Memorias de Sostenibilidad.

POR:
marzo 30 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-30

Una herramienta establecida en 1999 por el Programa de Naciones Unidas para Medio Ambiente (Pnuma) y la Coalición de Economías Responsables del Medio Ambiente (Ceres), que busca identificar el grado de desarrollo perdurable de las actividades empresariales en los campos económico, social y ambiental. “Aunque estas reglas son de uso voluntario por parte de las diferentes organizaciones, para dar a conocer sus avances en tal sentido, es una tendencia que viene tomando fuerza en Colombia, hasta el punto de que llegará a ser una norma en los próximos cinco años”, dice Felipe Arango, director Ejecutivo de Business Sustainability Development (BSD). Las directrices del GRI son el marco más utilizado y aceptado para la rendición de cuentas y la gestión de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), a nivel mundial. Tienen como fin aumentar la calidad de los informes de sostenibilidad, hasta equipararlos con los balances financieros en cuanto a comparabilidad, rigor y credibilidad. Entre los asuntos que cubre estos lineamientos están: el impacto económico, la biodiversidad, el manejo de la tierra y el consumo de recursos naturales ¿Para qué sirve? “De alguna manera, es la nueva contabilidad que hacen las colectividades, para presentar sus avances conseguidos en sostenibilidad y todos los aspectos que se aplican al desarrollo socio-económico de las instituciones”, observa Arango. Hacia el exterior, fortalece las relaciones de confianza con diferentes sectores de la sociedad, y es cada vez más un requisito común, para que las corporaciones puedan entrar en los índices de valores y calificar para acceder a las diferentes fuentes de financiamiento, entre otros aspectos. Por ejemplo, la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores), como explica Martha Moreno, su gerente de Desarrollo Social, logró, al aplicar el GRI en su informe de sostenibilidad, “realizar un autoexamen general del sector, en donde se dan a conocer a los grupos de interés (las empresas asociadas y otros sectores) los compromisos que se tienen en materia de responsabilidad social”. - Empresas que aplican esta norma En Colombia, son varias las firmas que tienen en cuenta el estándar GRI para sus reportes de RSE. Entre ellas están: Alpina, BBVA Colombia, Codensa, Ecopetrol, Emgesa, EPM (Empresas Públicas de Medellín), Asocolflores, Holcim Colombia, Isagen y SABMiller Colombia. Victoria Eugenia Vargas García, directora de Asuntos Corporativos RRHH de Holcim Colombia, dice que “este modelo le ha permitido a esta multinacional demostrar su capacidad para participar en mercados competitivos; atraer, motivar y retener a los buenos empleados; fortalecer las relaciones con los proveedores de capital o inversionistas, al evidenciar la transparencia de su gestión; ofrecer un cierto blindaje para la empresa ante posibles conflictos o eventos de crisis y tener la posibilidad de compararse con otras industrias”.helgon

Compartir