1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

¿TLC en el corto plazo?

Desde que Obama era precandidato a la presidencia, anunció la importancia que tendrían los sindicatos ante un eventual gobierno suyo y manifestó abiertamente su rechazo al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, debido a las muertes de sindicalistas, las violaciones a los derechos humanos y la alta intermediación del mercado laboral, a través de organismos que deterioran los ingresos de los trabajadores.

POR:
marzo 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-03-29

El apoyo sindical que recibió en campaña, sus compromisos para hacer valer los derechos de asociación, la necesidad de fortalecer la clase media y la urgencia de revertir la regresividad tributaria impuesta por Bush, fueron algunos de los ejes medulares de Obama que definieron las primeras reformas planteadas al Congreso. Por lo tanto, resulta lógico que rechace a los países que muestran actos en contra de lo que él mismo se ha comprometido a combatir ante la comunidad internacional. Sin embargo, Obama no fue el primero en plantear este tema, desde la firma del TLC en el 2006, algunos congresistas se opusieron por lo mismo, mientras Colombia pagaba equivocadamente a una firma para el lobby respectivo en EE. UU., sin percatarse de que era la misma que asesoraba a Hillary Clinton en campaña. Ahora, algunos senadores demócratas y republicanos han emprendido una batalla por el TLC, pero lo hacen en un momento en donde se revelan hechos que resultan adversos para el trámite legislativo: las falsas desmovilizaciones, el peso que siguen teniendo los ‘falsos positivos’, el escándalo de las interceptaciones ilegales, conocidas como ‘chuzadas’, la impunidad y algunos informes sobre persecución y muerte de sindicalistas, como el dado a conocer por el Centro Internacional para los Derechos Sindicales, el cual revela que entre septiembre pasado y enero del 2011 se presentaron 17 asesinatos de sindicalistas, un atentado y una detención arbitraria. La mitad de estos casos contra profesores. Adicionalmente, el clima legislativo en el Congreso de EE. UU. tampoco es muy favorable. Por una parte, no hay consenso sobre la urgencia de aprobación de dicho tratado y sólo existe la presión republicana, mientras que por otra está la imperiosa necesidad de aprobar el TLC con Corea, que significa mucho más que los tratados de Colombia y Panamá juntos. No obstante, los republicanos intentarán presionar a la Casa Blanca para sacar provecho político de esto, tanto que ya amenazaron con obstaculizar las propuestas comerciales que se propongan. Por su parte, el Gobierno de Obama entenderá el mensaje y sacará provecho de la importancia del TLC con Corea, supeditando su aprobación bajo ninguna otra posibilidad de discusión de tratados durante este año. Además, no hay que descartar que en la agenda legislativa, Japón ocupará más espacio. Para algunos fue una sorpresa no ver a Colombia en la gira de Obama. jcoronel2003@yahoo.es HELGON

Compartir