La vivienda en Bogotá es una de las más rentables | Finanzas | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Finanzas

La vivienda en Bogotá es una de las más rentables

En América Latina el primer puesto en el escalafón es ocupado por Lima, mientras que en el contexto

POR:
marzo 22 de 2011 - 02:37 a.m.
2011-03-22

El puesto 12 en el mundo y el 5 en Latinoamérica consolidan a Bogotá entre las ciudades donde los inversionistas del mercado residencial obtienen las mayores rentas. Este reporte internacional, a octubre del año pasado, de Global Property Guide (GPG), sitio en Internet para los interesados en comprar casa o apartamento en varios países, ubica a la capital con una rentabilidad promedio de 7,43 por ciento, contra 8,91 por ciento del mismo mes del 2009 en términos reales, por encima de Ciudad de México, Santiago de Chile, São Paulo e incluso, Ginebra, en Suiza. Hace dos años la calificación fue identificada como “excelente”, mientras que en la del 2010 fue “buena”. A pesar de la disminución, Bogotá aún ocupa un lugar importante, si se tiene en cuenta que el registro analiza 79 capitales. La primera ciudad en la cabeza del listado es Yakarta (Indonesia), con una rentabilidad de 11,3 por ciento. Por su parte, en América Latina, Lima (Perú) ocupa el primer lugar, con 10,56 por ciento de retorno, entre otras razones porque los costos de las transacciones son bajos y eso favorece la inversión. Para el inmobiliario Luis Fernando Correa, “la situación en Bogotá está ligada –en parte– a la percepción de seguridad, a las mejores relaciones internacionales y a la estabilidad gubernamental, que han abonado el terreno, no solo para la dinámica entre los compradores locales, sino para la llegada de inversionistas extranjeros (venezolanos, ecuatorianos, europeos y estadounidenses)”. Un solo ejemplo de ello es el del empresario estadounidense Sam Zell, quien en días pasados definió a Colombia como “un mercado inmobiliario atractivo en América Latina” y expresó el interés de incursionar en nuestro país con su fondo de inversiones, Equity Internacional. Gabriel Díaz, presidente del Grupo Oikos, considera que la gente entiende que su dinero tiene un buen destino cuando hay confianza, rentas atractivas y liquidez. “Eso es lo que ofrece Colombia actualmente y por eso los análisis confirman la tendencia”. El presidente de Ospinas & Cía., Andrés Arango, considera que el indicador es un mensaje claro de los rentistas de finca raíz, en el sentido de que el negocio inmobiliario en el país ha madurado. “Un 7,43 por ciento de retorno en vivienda es muy bueno y sensato, con la seguridad de que mejorará dependiendo de que se cumpla el ejercicio de valorización, es decir, que existan buenas vías de acceso, que impacte la cercanía a Transmilenio o que en la zona haya un buen centro comercial. “Y es que 7 por ciento anual en esta inversión, contra 3 por ciento que ofrece la banca en un depósito de ahorro tradicional de renta fija, es toda una ganancia”, asegura Jairo Becerra, gerente de proyectos de Gestión S & G, firma que gerencia proyectos de la compañía Espacios Urbanos. La rentabilidad en Bogotá es 7,43% y ocupa el puesto 12 en el mundo y el 5 en Latinoamérica.

Vivienda nueva impulsa alquileres
Jaime Corral, de Corral Maldonado Asociados, dice que las tasas de renta han subido porque la velocidad de unidades alquiladas ha aumentado.
Para el experto en arrendamientos Diego Botero, la situación también tiene respaldos normativos: “Desde la Ley 820 o de arrendamientos, en el 2003, los procesos son más sencillos y los inversionistas se han atrevido a incursionar en este mercado. A esto hay que sumarle que es un negocio menos especulativo, con valorización a la vista y menos riesgoso”, concluye.

Gabriel E. Flórez G.
Redacción de Economía y Negocios

Compartir