Gobierno

Procuraduría pide al Gobierno no tramitar decreto que modifica la canalización de divisas

Para el ministerio público “la medida puede atentar contra la soberanía monetaria del Estado y facilitar el blanqueo de capitales originarios de actividades ilícitas como la corrupción, el narcotráfico, la extorsión, el secuestro, entre otros”.

Dólares

Gobierno Por: Julian David Calderon Hortua

A través de una carta enviada por el procurador general Fernando Carrillo al ministro de hacienda Mauricio Cárdenas, el ministerio público sugirió al Gobierno no tramitar el proyecto de decreto sobre canalización de algunas operaciones de comercio exterior a través del mercado cambiario, específicamente en lo que hace referencia a las divisas.

(Lea: El 20% más rico de la población se lleva el 50% de los subsidios a las pensiones públicas)

En la carta, Carrillo fue enfático en la recomendación de frenar el proceso de trámite del decreto “a menos que pueda evidenciar la existencia de mecanismos alternos previos de control del origen y destino de tales divisas, tan estrictos como los hoy vigentes”.

(Lea: Forex, una oportunidad para invertir desde casa)

La Procuraduría destacó que la canalización a través del mercado cambiario de ciertas operaciones sirve para “someter a esos flujos de divisas a los controles propios de los intermediarios del mercado cambiario, para prevenir el lavado de activos y financiación del terrorismo”, y no sólo sirve para recabar información estadística útil para las autoridades monetarias.

Por eso, para Carrillo Flórez eximir a quienes cancelan sus obligaciones a través de operaciones de comercio exterior de su deber de canalizar las divisas y presentar las declaraciones de cambios, elimina la posibilidad para que autoridades y organismos de control puedan determinar el origen del dinero y el valor real de los bienes que comercializan internacionalmente.

De acuerdo con el procurador general “la medida puede atentar contra la soberanía monetaria del Estado y facilitar el blanqueo de capitales originarios de actividades ilícitas como la corrupción, el narcotráfico, la extorsión, el secuestro, entre otros”, y destacó que la canalización de divisas a través del mercado financiero ha permitido en el pasado rastrear todo tipo de operaciones sospechosas e inusuales realizadas a través de los intermediarios y cuentas de compensación.