Gobierno

Procuraduría llamó a juicio a tres exgerentes de Triple A

La firma desde el año 2000 pagaba a Inassa una remuneración que mensualmente era en promedio de 1.600 millones de pesos. En total fueron 237.000 millones de pesos.

Procuraduría General de la Nación

Gobierno Por: Julian David Calderon Hortua

La Procuraduría General de la Nación citó a juicio a tres exgerentes de la Triple A, encargada de los servicios públicos de la ciudad caribeña de Barranquilla y vinculada con Inassa, filial latinoamericana de la empresa pública española Canal de Isabel II.

(Lea: Contratación directa aumentó 143% en días previos a la vigencia de la ley de garantías)

El órgano de control explicó en un comunicado que llamó a "Ramón Navarro Pereira, Julia Margarita Serrano Monsalvo y Ramón Heráclito Hemer Redondo, en su condición de gerentes de la Triple A, dentro del proceso que adelanta por hechos relacionados con la ejecución del contrato de asistencia técnica suscrito entre Inassa y la sociedad Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Barranquilla".

(Lea: Procuraduría citó a Ecopetrol por desastre ambiental en Santander)

La Triple A es una entidad de propiedad de Inassa, filial en América Latina de la estatal española Canal de Isabel II que también resultó vinculada a la investigación de las autoridades ibéricas denominada "Operación Lezo".

El Ministerio Público estableció que la Triple A desde el año 2000 pagaba a Inassa una remuneración derivada del citado contrato, que mensualmente era en promedio de 1.600 millones de pesos. Anualmente, explicó la Procuraduría, "representaba una remuneración aproximada de 19.600 millones de pesos, lo que significa que durante la vigencia del contrato el pago superó los 237.000 millones de pesos.

La Procuraduría formuló cargos a los implicados por haber permitido que Inassa se apropiara de recursos del Distrito de Barranquilla, al autorizar que con dineros sobre los cuales la entidad territorial tenía derechos accionarios del 14,5%, se efectuaran pagos remuneratorios de una presunta asistencia técnica, pese a que no existe evidencia de la prestación de los servicios objeto del contrato.

El pasado 21 de marzo un juez colombiano dictó casa por cárcel a espera de juicio a Ramón Navarro Pereira, quien aceptó los cargos de enriquecimiento ilícito de particulares, en concurso heterogéneo con administración desleal, y falsedad en documento privado. Navarro salió de Triple A en 2016, meses después de que Edmundo Rodríguez Sobrino fuera destituido de la presidencia ejecutiva de Inassa, luego de conocerse que era propietario de tres empresas extraterritoriales abiertas en Hong Kong.

*EFE