Gobierno

Supersociedades, tras la pista de infracciones al régimen cambiario

La entidad ha impuesto 22 multas luego de comprobar que las divisas que ingresaron o salieron del país no fueron destinadas para los fines reportados.

El euro cumple 10 años en medio de crisis en la Eurozona

Gobierno Por: Portafolio

En lo que va del año, la Superintendencia de Sociedades ha formulado 2.200 requerimientos a sociedades para que legalicen movimientos de divisas, con el fin de hacer cumplir las normas cambiaras en el país.

(Lea: Supersociedades ordena a Ping Nine suspender actividades)

Actualmente, un grupo élite de la entidad, especializado en seguir el rastro a este tipo de operaciones reportó que adelanta 680 procesos contra personas naturales y jurídicas, en el marco de investigaciones por posibles infracciones al régimen cambiario.

(Lea: ‘Multiniveles no están autorizadas a negociar con criptomonedas’)

Por este motivo, la Superintendencia ha impuesto 22 multas, luego de comprobar que dineros que ingresaron o salieron del país no fueron destinados para los fines reportados inicialmente, al amparo de los beneficios establecidos para la inversión extranjera.

El Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, afirmó que “la competencia de la entidad en esta materia de vigilancia versa en torno a tres aspectos: inversión extranjera en Colombia, inversión colombiana en el exterior y operaciones de endeudamiento externo por parte de personas jurídicas”.

Reyes agregó que “para ejercer estas funciones de control y sanción, la Superintendencia utiliza como principal insumo los reportes que le envía el Banco de la República, dado que el Emisor es la entidad que maneja la información de los intermediarios de los recursos que entran y salen del país, bajo la modalidad de inversión, y lleva los registros de monetización de divisas”.

Cabe recordar que la vigilancia y control al cumplimiento de las normas cambiarias le permite al País conocer a ciencia cierta qué cantidad de recursos ingresan y salen para inversión y si se están destinando para los fines reportados.

Con estos controles es posible también identificar operaciones sospechosas o de lavado de activos, en cuyo caso la Superintendencia corre traslado a las autoridades penales competentes.

A través del envío de oficios masivos, la Superintendencia de Sociedades adelanta acciones pedagógicas, con el fin de que las compañías e inversionistas cumplan con sus obligaciones y legalicen sus movimientos de divisas.