1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Gobierno

Así reformarían la justicia los candidatos a la Presidencia

Los aspirantes con más opción, según las encuestas, coinciden en la necesidad de someter al sistema a una cirugía profunda y tienen en mente planes de descongestión.

Candidatos

Candidatos presidenciales

Archivo particular

POR:
Portafolio
abril 08 de 2018 - 07:55 p.m.
2018-04-08

En el país hay consenso en que la justicia no anda bien y las cifras lo delatan.
Para la muestra, un reciente informe del Consejo Privado de Competitividad toma cifras de la Fiscalía según los cuales solo el 22% de los homicidios termina con una persona ante los estrados judiciales y apenas 10 reciben condena.

(Lea: El futuro de Urabá, tema de debate entre Duque y Vargas Lleras)

Además, en el campo civil, en Colombia se gastan 1.288 día y el 46% del valor demandado para hacer cumplir un contrato, dato que nos ubica en el penúltimo puesto entre 18 países de América Latina analizados. Las cifras a citar podrían ser muchas más para arrojar la misma conclusión y como si fuera poco, están los escándalos por corrupción dentro de las cortes, que eran instituciones de alta respetabilidad.

(Lea: Propuestas de los candidatos presidenciales en infraestructura y transporte

Portafolio les preguntó a los candidatos con más opción a ocupar la Casa de Nariño, según las encuestas, acerca de sus propuestas para cambiar este panorama y hubo consenso en que reformarían la justicia, aunque con énfasis diferentes.

La principal apuesta de Sergio Fajardo (Coalición Colombia) sería, según dice, solucionar los problemas de acceso al sistema de justicia y efectividad que afectan al ciudadano del común, eliminando las barreras geográficas, económicas y culturales que existen.

(Lea: Los problemas pensionales que los candidatos presidenciales deberían debatir

“Nuestra firme intención es garantizar acceso oportuno y justicia eficiente a todos los colombianos, en particular en las zonas rurales donde han estado más ausentes”, afirma, a la par que promete que, en una hipotética presidencia suya, habría un juez/juzgado por cada 50.000 habitantes en el campo, con competencias generales, y establecería un sistema de selección transparente e incentivos para contar con los mejores.

Otra estrategia de Fajardo consiste en el uso de tecnología. Así, sostiene, el litigio en línea podría comenzar a implementarse en la tutela y en algunos de los procesos que se adelantan ante la sección segunda del Consejo de Estado (laborales y de seguridad social).

“Vamos a poner en marcha soluciones TIC para desarrollar los métodos alternativos de solución de conflictos. Queremos construir el expediente digital y de esta forma cumplir con el Plan Estratégico Tecnológico de la Rama Judicial”, agrega.

Igualmente, asevera que fortalecería las casas de justicia y otros mecanismos alternativos de resolución de conflictos; dotaría de elementos técnicos a los organismos de investigación y apoyaría un plan extraordinario para descongestionar los despachos judiciales.

En varias de esas ideas coincide el aspirante liberal Humberto de la Calle, quien afirma: “Defenderemos y promoveremos una cultura de transparencia y legalidad en todas las instancias de la sociedad. Impulsaremos una reforma a la justicia que nos devuelva la fe en el aparato judicial y nos permita volver a percibirlos como un servicio diseñado para el beneficio de los ciudadanos. Pondremos en marcha un gigante programa de descongestión del sistema judicial. Instauraremos el expediente digital para agilizar los procesos”.

Germán Vargas Lleras (movimiento ‘Mejor Vargas Lleras’) también habla de reforma a través de un referendo constitucional. Parte de su propuesta apunta igualmente a la descongestión, con varias estrategias: un plan de choque a dos años, acortar los tiempos de los juicios penales, nombrar jueces de tiempo parcial, estimular la conciliación en asuntos contenciosos administrativos e implementar el expediente electrónico.

Además, afirma que buscaría que se sancione a quien abusa de la tutela y eliminar su uso en casos de sentencias judiciales.

Por otra parte, la reforma defendida por Iván Duque (Centro Democrático) hace hincapié en “tener una verdadera política para la selección de talento en la rama, fortalecer las primeras y segundas instancias, mejorar la gerencia en los circuitos jurisdiccionales, expedientes electrónicos, preservar la tutela, mejorar los sistemas alternativos de resolución de conflictos y plantear el debate y un gran consenso sobre la conveniencia de una corte única, con distintas salas y un menor número de magistrados, para buscar un sistema más efectivo, sin choques de trenes, austero, transparente y que, además, no se preste para que haya politización”.

Bajo el principio de que no hay justicia con impunidad, propone “volver a lo elemental”: que el criminal sepa que el que la hace la paga. En consonancia con esto, habla de tener un régimen penal más severo frente a los reincidentes y que se permitan las condenas exprés, “respetado los principios del debido proceso a quienes sean capturados en flagrancia”. Aunque la campaña de Petro no había hecho llegar su propuesta al cierre de esta edición, en debates ha manifestado que el camino es fortalecer la independencia de la justicia a través de la aplicación de la carrera judicial y la autonomía financiera. Además, se opone a la idea de tener una corte única, esbozada por el uribismo.

Compartir