Infraestructura

‘Hermanos Moreno recibieron soborno de Odebrecht por $1000 millones’

Excontratista del Distrito de Bogotá sostuvo ante la fiscalía que hubo irregularidades en contrato para el túnel interceptor Tunjuelo-Canoas en 2009.

Infraestructura Por: Portafolio

Los cargos de la Fiscalía contra el ingeniero Andrés Alberto Cardona Laverde, el señalado enlace entre los sobornos de Odebrecht y el ‘carrusel’ de contratos en Bogotá, complican la situación jurídica del exgerente de la Empresa de Acueducto Jorge Enrique Pizano Callejas y del exsenador Iván Moreno Rojas.

Al revelar sus cartas contra Cardona Laverde, la Fiscalía señaló que él junto con Pizano Callejas y otros funcionarios del Acueducto “se interesaron indebidamente en el contrato” para la construcción del túnel interceptor Tunjuelo-Canoas en el 2009, que fue adjudicado a la multinacional Odebrecht.

“Los delitos de interés indebido los cometió en concurrencia con Jorge Enrique Pizano, gerente general; Julián Montoya Guzmán, gerente corporativo, y Jaime Díaz Ortiz, gerente de contratación. Los tres, de la Empresa de Acueducto”, señaló el fiscal del caso en la audiencia contra Cardona Laverde.

También aseguró que las irregularidades para la adjudicación del millonario contrato se dieron por instrucciones del exsenador Iván Moreno Rojas, hermano del exalcalde Samuel Moreno y condenado a 14 años de cárcel por su responsabilidad en el ‘carrusel’ de la contratación en Bogotá.

La Fiscalía indicó que a los Moreno les correspondieron mil millones de pesos de ese soborno.

En la investigación, la Fiscalía documentó pagos que se habrían coordinado con el contratista Orlando Fajardo Castillo y que se habrían entregado al abogado Manuel Sánchez para que una de las empresas que aspiraba a la licitación se retirara del proceso, “como quiera que ya estaba arreglado” a quien se le entregaría el contrato por 243.000 millones de pesos, que luego tuvo una adición de 9.700 millones de pesos. La interventoría de ese contrato también habría sido acordada irregularmente.

En esta cadena criminal también intervino el cuestionado contratista Emilio Tapia Aldana, quien según la investigación actuó como intermediario de los hermanos Moreno Rojas.
Él junto con otros particulares hizo contactos en México para buscar a un contratista para adjudicar irregularmente la licitación.

“Ante la imposibilidad de que los contratistas contactados en México se presentaran como oferentes de la obra, usted le dice a Emilio Tapia que tiene otra propuesta, quien a su vez consulta con Iván Moreno Rojas, el cual accede a que los contratistas indicados por usted fueran los adjudicatarios del contrato, siempre y cuando pagaran los sobornos respectivos”, le cuestionó la Fiscalía a Cardona.

Y agregó: “Usted lesionó la administración pública, pues en su condición de particular ofreció indebidamente el pago de dinero para obtener los contratos mencionados”. La Fiscalía señaló que la licitación correspondía “a una obra de gran interés para la ciudad, porque implicaba la descontaminación del río Bogotá y, adicionalmente, el cumplimiento de una orden del Consejo de Estado”.

Por esos hechos, la Fiscalía le imputó a Cardona Laverde los cargos de interés indebido en celebración de contratos y de cohecho por dar u ofrecer.

El ingeniero Cardona, cuya captura fue legalizada por la juez 22 de garantías, pidió un plazo para definir si aceptaba los cargos. Este miércoles, a las dos de la tarde, tendrá que anunciar si decide ‘prender el ‘ventilador’ y revelar nuevos detalles del escándalo.

JUSTICIA
justicia@eltiempo.com