Infraestructura

‘Puente La Caridad no se va a caer’, ANI

Expertos advierten que el puente de la vía al Llano sí se está corriendo, pero dan parte de tranquilidad.

Dimitri Zaninovich nuevo presidente de la ANI.

Infraestructura Por: Redacción Portafolio

La fractura de una viga del puente en su parte superior en el sentido Bogotá-Villavicencio que deja ver algunos hierros a la intemperie, prendió las alarmas de los usuarios y transportadores de la vía al Llano que, con algo de pánico, llegaron a pensar que este sería la segunda estructura de un puente en caerse en ese corredor vial.

(Lea: Con tres nuevos cierres financieros, avanzan los proyectos 4G)

Sin embargo, tras algunas visitas al sitio, lo que quedó claro es que el puente de más de 250 metros de longitud requiere unas reparaciones, que está en permanente monitoreo, que no hay riesgo de una caída inminente y que los recursos para hacerle una repotenciación están en trámite, según lo anunció el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), Dimitri Zaninovich.

(Lea: Así se vivió el día de cierre de la vía al Llano)

El funcionario precisó que el puente de La Caridad es un puente que está a cargo de la ANI y está ubicado a unos 800 metros de Chirajara.

“Desde hace tres meses se le instalaron cuatro inclinómetros que nos están dando información detallada sobre cualquier movimiento o desplazamiento que tenga y hoy ese puente no representa mayor riesgo para la transitabilidad”, dijo Zaninovich.

El director de la territorial Meta del Invías, Jaime Andrés León, dijo que el puente fue construido en 1995, que tiene una longitud total de 253 metro e hizo parte de la construcción de viaductos de ese corredor a finales del siglo pasado.

A UNA NUEVA CONCESIÓN

Explicó que el Invías trabaja con el Sistema de Puentes de Colombia (Sipucol) y que la más reciente evaluación que se le hizo a ese puente fue hace como unos tres años y luego pasó a manos de la ANI.

León precisó que el puente La Caridad no está en riesgo de colapsar y que ahora hace parte de la nueva concesión que tiene a cargo el tramo de doble calzada entre Chirajara y Villavicencio, la cual está a cargo de concesionaria Coviandina.

‘HAY QUE LLEVARLO A SU PUESTO’

Pedro Castellanos, ingeniero civil, jubilado del Invías, dijo que posiblemente el puente se pudo haber desestabilizado con el temblor de mayo de 2008 y que a eso se suma el hecho de que con el peso del tráfico y con la vibración que este genera se haya empezado a correr.

“Indudablemente al puente hay que volverlo llevar a su puesto y para ello habría que ‘gatearlo’ y ponerle unos rodillos de acero calibrado y unas varillas, dos platinas y sobre esos elementos se coloca el puente y se mueve”, explicó.

William Valencia Campos, representante de la Sociedad de Ingenieros del Meta, sostuvo que luego de realizar una visita al puente en toda la estructura, se observó que en el costado del estribo que está afectado hay una fractura en la ménsula (elemento que sobresale de un plano vertical y sirve para sostener alguna cosa), en su parte superior en el sentido Bogotá-Villavicencio.

“En general en toda la ménsula a lo largo del estribo (apoyo del puente) presenta un comportamiento estable solo en su costado derecho es donde está fracturada y eso ha generado que la plataforma del puente presente algún tipo de asentamiento hacia ese mismo costado y presente el desplazamiento”, explicó Valencia Campos.

Rubén Darío Romero Castro
Llano Sietedías