Infraestructura

Megaplán para potenciar los principales puertos del país

El DNP está ultimando detalles, pero ya les presentó a los gremios algunos aspectos claves.

Dragado

Infraestructura Por: Portafolio

Diagnosticar la situación del país, hacer un estudio comparativo con la región, formular estrategias de mantenimiento y de profundización de los accesos marítimos, serían los tres puntos claves que el Departamento Nacional de Planeación (DNP) incluiría en el plan nacional de dragados marítimos, cuya socialización con los gremios de la construcción y la infraestructura se dio a comienzos de esta semana.

(Lea: Dragado en acceso al puerto de Barranquilla tuvo 4 interesados

Según Luis Fernando Mejía, director del DNP, la importancia de este plan de dragados radica en contar con estrategias para el mantenimiento y profundización de los accesos marítimos con el fin de garantizar el ingreso seguro y oportuno de las embarcaciones a los puertos del país.

El plan es un insumo para la formulación de la política portuaria en la que trabaja el Gobierno, de cara a que, a mediano plazo, el país cuente con una visión integral y estratégica de los puertos, buscando minimizar costos y tiempos en los procesos de importación y exportación, dijo Mejía.

(Lea: Cormagdalena adjudicó licitación para mantenimiento del río Magdalena

La entidad y los Países Bajos, mediante un convenio de cooperación técnica, contrataron a las firmas Arcadis y Jesyca S.A.S., cuya batería de ingenieros consultores civiles e hidráulicos le entregó el informe final que busca una mejor gobernanza en materia de dragados.

A propósito de lo anterior, Jorge Enrique Sáenz, gerente de Jesyca y director de este proyecto, le explicó a Portafolio que “el problema fundamental que subyace acá tiene que ver con varios puntos, entre los que están la no programación de dragados, los altos costos que tiene lo anterior, la falta de definiciones entre entidades competentes y el impacto ambiental, por mencionar algunos”.

(Lea: El canal de acceso al puerto de Barranquilla, otra vez en urgencia

En cuanto a lo primero, actualmente en la mayoría de los casos solo se realizan estas labores cuando hay una emergencia en alguno de los canales de acceso, y es justamente lo que ha impactado en las finanzas estatales, ya que no se tiene una draga en los lugares de forma constante, sino que entra y sale de las zonas portuarias, cuando podría estar allí.

Además de lo anterior, el plan propone fortalecer la institucionalidad y crear una frontera clara en las funciones de las distintas entidades.


Sobre este abrebocas, Juan Martín Caicedo, presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), destacó que en lo presentado se incluya “la identificación de la necesidad de los dragados para las zonas portuarias, en aras de mejorar los canales de acceso de los mismos, que permitan mantener los niveles de servicio, así como la posibilidad de que lleguen naves de mayor envergadura y capacidad”.

Sin embargo, no es lo único. El director del proyecto señaló que también se prevé trabajar en el uso que se les da a los sedimentos (material que se recoge al dragar), ya que hoy en día estos se disponen mar adentro, lo cual, de paso, genera mayores costos operacionales.

“Este es un activo que se debe intentar usar, mediante uno de los múltiples usos que se tienen globalmente en reutilización; la idea es cambiar el discurso de que los sedimentos son basura, para lo que hay que caracterizar la calidad de estos en cada uno de los diferentes puertos y ver cómo se pueden tratar”, añadió Sáenz.

En el proceso de diagnóstico se busca identificar cómo hacer el dragado, debido a que en la mayoría de zonas se realizan contratos por metro cúbico. Otra de las opciones sería contratar por nivel de servicio, que en plata blanca quiere decir que en determinados puertos haya una draga disponible constantemente.

“Esto haría que los costos a largo plazo se disminuyan, ya que paralelamente también habría mediciones regulares del canal navegable y de los niveles de sedimentación, aspecto que se sumaría a un punto del plan que busca programar bien las contraprestaciones portuarias”, añadió el gerente de Jesyca.

A propósito de las contraprestaciones, la CCI lo define como una arista vital, de cara a un megaplán integral, que debe ir acompañado de un nuevo Conpes de expansión portuaria.

“Allí sería ideal recoger todas las necesidades en materia de institucionalidad, ajustes a la contraprestación, incentivar cambios que permitan integrar nuevas tecnologías y mejores equipos, desarrollar hubs e integrar el plan de dragados y el plan fluvial, para articular los puertos a las expectativas en materia de comercio y logística del país”, concluyó el presidente de la CCI.

Sebastián Londoño Vélez
seblon@eltiempo.com