Infraestructura

Cerca de 600 campesinos evacuados por emergencia en Hidroituango

"El río arrasó con todos los enseres, herramientas, molinos todo lo que había a su alrededor (...)", dijeron testigos.

Hidroituango emergencia

Infraestructura Por: Portafolio

Casi 600 campesinos debieron ser evacuados en el noroeste de Colombia por la violenta crecida del río que alimenta el proyecto hidroeléctrico más grande que se construye en el país, dijeron autoridades este domingo.

Los pobladores de la localidad de Puerto Valdivia están en albergues habilitados en la zona urbana tras el aumento del caudal del río Cauca, en el departamento de Antioquia. "Evacuamos Puerto Valdivia, las acciones son preventivas. Las aguas del río Cauca se entraron a las casas de alguno de estos habitantes, pero no hay heridos ni pérdida de vidas, solo daños materiales", dijo Victoria Ramírez, secretaria de gobierno de Antioquia.

La emergencia se originó a raíz de una falla geológica que taponó los túneles de la represa cuya construcción empezó en 2010. La fuerte temporada de lluvias también contribuyó a la crecida de las aguas. Esta falla lleva "a que el agua se acumule y aumente el nivel de la represa y del caudal del río, por ende el riesgo para los habitantes", explicó la funcionaria.

Las Empresas Públicas de Medellín, el mayor socio del proyecto que prevé cubrir el 17% de la demanda energética del país, trabaja a toda marcha para normalizar el cauce del río, dijeron en el terreno funcionarios de la compañía que pidieron reserva.

Casi 170.000 habitantes de 12 municipios, entre ellos Briceño, Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá y Caucasia, viven en la zona de las obras. La mayor parte de pobladores son pescadores, mineros artesanales y agricultores que pidieron ayuda ante la emergencia. "El río arrasó con todos los enseres, herramientas, molinos todo lo que había a su alrededor (...) Esperamos que las comunidades que viven en las riberas sean atendidas", dijo Guillermo Builes, según un video difundido por una ONG ambientalista que se opone al proyecto.

Grupos de campesinos han denunciado que la construcción ha generado "desalojos forzados" y la falta de compensación justa por las tierras y planes de reubicación. Con una inversión que supera los 3.000 millones de dólares, la megaobra tendrá una capacidad de 2.400 megavatios y estaba previsto que entrara en funcionamiento este año.

Desde el inicio de las obras han sido asesinados cuatro ambientalistas, según la ONG Vivos Antioquia. Además del rechazo de pobladores, un grupo de 25 eurodiputados pidió recientemente frenar la construcción de la central hidroeléctrica para permitir recuperar cuerpos de víctimas del conflicto armado antes del llenado del embalse. pho-mro/yow AFP 131816 GMT MAY 18