Infraestructura

Crisis de HidroItuango altera cuentas para subasta de energía firme

La Creg y la Upme analizan la fórmula para atender la demanda en los próximos años, esto mientras entra en operación el complejo.

Hidroituango

Infraestructura Por: Javier Acosta

Los tentáculos de la crisis desatada en la Hidroeléctrica de Ituango (HidroItuango) también alcanzaron a la subasta de energía firme que viene organizando la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg), con el apoyo de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme).

La razón, ambas entidades en el proceso ya hacían cuentas con los primeros 300 megavatios (Mw), de los 2.400 Mw, que comenzaría a ofrecer el complejo hidroeléctrico desde la primera semana de diciembre.

(EPM brinda apoyo económico a familias afectadas por caso Hidroituango). 

“En el presente año, y antes de la situación que se presentó en HidroItuango, la Creg ya venía verificando la existencia de suficiente energía firme para atender la demanda nacional, y muy probablemente tomen una decisión pronto para convocar una subasta”, señaló Ricardo Ramírez, director de la Upme.

Sin embargo, el pasado 28 de abril, con el primer derrumbe en uno de los túneles de la central hidroeléctrica, se borró de un plumazo todos los cálculos que se estaban trazando, más con los eventos que han sucedido desde ese día a la fecha.

(Baja la tensión en el proyecto Hidruitango). 

“Teníamos presente a HidroItuango cuando se estaba diseñando la cantidad y la oportunidad de la subasta, ahora hay que volverla a organizarla ya que por el momento no se contará con la planta, ante la demorará en la entrada de su operación”, resaltó Ramírez.

Técnicos del Ministerio de Minas y Energía (MME), la Creg y la Upme, vienen analizando desde la semana pasada, cómo manejar este evento para tomar la decisión de cuánto subastar y en qué momento. Y buscan trazar la fórmula, analizando diferentes escenarios para asegurar la demanda a partir del 2022 y/o 2023.

Los funcionarios en sus cálculos también contemplan abrir el abanico de generación hacia otras fuentes. “Hay oferta suficiente hasta el 2022 para atender la demanda de HidroItuango, pero las condiciones de confiabilidad son otras”, precisó el director de la Upme.

A pesar de los sucesos, para los técnicos del MME, la Creg y la Upme, esta hidroeléctrica sigue en las cuentas, pero lo que no se sabe es a partir de cuándo comenzaría a operar
“Es claro, que para los próximos años no se puede contar con el complejo. Mientras tanto se debe atender la demanda con otras fuentes”, dijo Ramírez.

OPINIONES GREMIALES

“Las subastas se han hecho basadas en la capacidad de generar energía firme y ha sido el mercado, el que termina por definir la estructura de la canasta de generación. El mecanismo de asignación de energía firme no se ha cambiado”, dijo Ángela Montoya, presidente Ejecutiva, Asociación Colombiana de Genradores de Energía (Acolgen)

“La energía firme que tenía HidroItuango desde el lado del cargo por confiabilidad se establecía en 2,9 gigavatios (Gw) que representa el 1,5% de la demanda. Y en principio iban a entrar al sistema a través de la subasta de energía firme”,
indicó Alejandro Castañeda, director de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg).