Movilidad de vía al Llano entró a prueba | Infraestructura | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Infraestructura

Movilidad de vía al Llano entró a prueba

Los cambios en sentidos viales son necesarios para hacer obras en la vía actual. Se estrenarán 4 túneles.

Túnel de la doble calzada de la vía al Llano

Los traslados viales van a funcionar así durante unos cuatro o cinco meses, mientras se hacen unas obras en la vía existente.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
mayo 15 de 2017 - 05:25 p.m.
2017-05-15

Tras la terminación de obras de cuatro túneles que están ubicados entre El Tablón (Cáqueza) y Puente Quetame de la vía Bogotá-Villavicencio, y para seguir avanzando en los trabajos del tercio de la doble calzada que está en ejecución, la vía al Llano tendrá algunas variaciones en la movilidad vial.

(Lea: Cuatro nuevos túneles entrarán en operación en la doble calzada de la vía al Llano

Así lo anunció la concesionaria Coviandes al tiempo que explicó que a partir de este lunes y hasta el próximo 20 de mayo se harán unas pruebas en los túneles nuevos entre las 8:00 a.m. y la 1:00 p.m. y unos cambios en los sentidos viales (movilidad).

(Lea: Doble calzada a Villavicencio será una realidad en 2017

Luego de las pruebas, la movilidad en ese sector tendrá una variación provisional de unos cinco meses lo que hace que la movilidad quede operando de la siguiente manera:

En sentido Bogotá-Villavicencio, desde el sitio conocido como El Tablón hasta la salida del túnel 2 (El Punto), el tránsito será unidireccional (un solo sentido), es decir, por la calzada nueva. El otro sentido (ruta Villavicencio-Bogotá), se hará por la calzada existente (carretera vieja).

(Lea: Rehabilitan vía al llano, cerrada este jueves por derrumbes

Desde la salida del túnel 2 (El Punto) hasta la entrada al túnel 4 (Sáname), la movilidad será bidireccional por la calzada nueva en la que están los túneles 3 (La Culebra) y túnel 3A (Oro Perdido). En ese tramo la calzada existente quedará deshabilitada porque por la nueva pasan los carros en los dos sentidos viales (bidireccional).

Fernando Castillo, director de Operación Vial de Coviandes, dijo que los traslados viales van a funcionar así durante unos cuatro o cinco meses, mientras se hacen unas obras en la vía existente y que durante esta semana se harán pruebas de operación de los nuevos túneles para ajustar los sistemas eléctrico, de ventilación e iluminación.

LOS TÚNELES

Los cuatro túneles que recibirán el tráfico son: La Herradura de 299 metros, El Punto de 384 metros de longitud, La Culebra de 509 metros y Oro Perdido con 983 metros. La operación desde el 22 de mayo será provisional porque los túneles harán la labor de la calzada existente mientras en ésta se adecuan las obras necesarias entre Oro Perdido y La Culebra.

'HAY QUE HACER UNAS OBRAS EN LA VÍA EXISTENTE'

Según lo explica el ingeniero Fernando Castillo, director de Operación Vial de la Concesionaria Coviandes, la principal razón para hacer esos traslados de sentidos viales se debe a que falta terminar la intervención en el sector de El Tablón por lo que hay que hacer unos retornos, ramales y accesos al final de la variante de Cáqueza en el sentido Bogotá-Villavicencio.

“Se van a hacer unos pasos deprimidos y en los puntos en donde empalmaba la vía y que se mejoraron un poco y se hicieron de forma provisional, hay caídas de pavimento y toca perfeccionar la geometría definitiva de la vía. Por eso hay que hacer intervenciones en el sitio Oro Perdido y se trabajará el carril”, sostuvo Castillo.

Agregó que ese sector es crítico porque hay que hacer unos cortes y unos rellenos de estabilización del talud y que no se pueden efectuar con el tráfico vehicular, razón por la cual toca desviarlo para dejar libre la vía actual o existente e instalar maquinaria y obreros para que hagan los trabajos.

Explicó que con los cambios en los sentidos viales lo que se busca es afectar lo menos posible tanto a los usuarios de la vía como a las comunidades que viven aledañas a este corredor vial.

“Ese movimiento permite a la comunidad que pueda circular sin inconvenientes, pero ese tramo de la carretera existente va a quedar en sentido Villavicencio-Bogotá y así quedará en la parte de operación”, indicó el ingeniero Castillo.

Rubén Darío Romero Castro
LLANO SIE7EDÍAS

Compartir