1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Infraestructura

Regasificadora de la Costa desata polémica en el sector

Un borrador, que pone en tela de juicio la operación de la planta de Barú, armó el debate.

Planta de regasificación

Desde diciembre de 2016 han arribado a la planta de regasificación seis buques con 567.000 metros cúbicos de LNG.

Archivo particular

POR:
Portafolio
agosto 16 de 2018 - 11:07 p.m.
2018-08-16

Un proyecto de resolución del Ministerio de Minas y Energía, y que en uno de sus apartes pone en tela de juicio la operación de la planta de regasificación de Barú, desató una polémica en el sector gasífero del país.

El borrador de la norma, que está en la fase de comentarios, y que busca trazar un nuevo Plan Transitorio de Abastecimiento de Gas Natural, se ampara en un informe técnico de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) denominado ‘Análisis de Abastecimiento y Confiabilidad del Sector Gas Natural’.

(Lea: Sobre la mesa, segunda planta de regasificación en el Caribe). 

El documento resalta una de las dos principales propuestas de la Upme, en la que se debe establecer un mínimo en el volumen de inventarios del 20% de almacenamiento de Gas Natural Licuado (LNG por sus siglas en inglés).

SEÑALAMIENTOS 

La razón, como lo señala el borrador de la resolución, es que a principios del presente año “el Grupo Técnico de la Costa no dispuso de los volúmenes de LNG almacenados en la lanta de regasificación para la generación de energía eléctrica por restricciones, causándose serios cuestionamientos sobre la confiabilidad de esta infraestructura”.

El proyecto de norma, señala a renglón seguido que “con base en este antecedente y teniendo en cuenta que el espíritu de la Planta de Regasificación del Pacífico es el de brindar seguridad en el abastecimiento y confiabilidad al sistema de gas natural en el país”.

Al respecto, fuentes consultadas por Portafolio indicaron que la planta está concebida como un respaldo, que busca garantizar una mayor oferta de gas natural y así abastecer la demanda de energía a través de las térmicas, aún en momentos de crisis, sin importar el evento.

Ante la voladura de varias torres de energía, la costa Caribe quedó al borde de un apagón porque el respaldo no entró, con el argumento de que las existencias estaban restringidas.

FRECUENTE RESPALDO 

Ante los señalamientos, este diario se contactó con los directivos de la Sociedad Portuaria El Cayao (Spec) y con los de Calamarí, agente comercializador de los tres generadores térmicos de la costa Caribe (Tebsa, Zona Franca Celsia y Termocandelaria).

El gerente de Spec, José María Castro, afirmó que desde el inicio de su operación, la terminal de regasificación ha demostrado ser un respaldo confiable y seguro para el sistema, ya que siempre ha tenido una disponibilidad del 100% desde el inicio de las tareas.

“Han arribado seis buques con 567.000 metros cúbicos de LNG y en 2018 hemos entregado aproximadamente 6.500 millones de pies cúbicos de gas natural a nuestros clientes”, reiteró Castro.

Y agregó que se debe “realizar un proceso de análisis y evaluación con las autoridades regulatorias sobre el sistema que respalda la generación de energía, esto con el fin de garantizar una mayor estabilidad en el suministro de gas a las térmicas y otros posibles usuarios en escenarios de contingencias”.

Por su parte, Alfredo Chamat, gerente de Calamrí, insistió en señalar que siempre ha habido oferta de gas desde la regasificadora. Y cada vez que las térmicas lo han requerido se les ha entregado el gas. La planta siempre ha tenido inventario, y la demanda ha sido cubierta con los volúmenes.

“Con respecto a los hechos de febrero, la planta entró como respaldo y cubrió la demanda, prueba de ello es que nunca hubo apagón”, aseguró Chamat.

LOS GREMIOS A LA DEFENSA

“La planta de regasificación de Cartagena le ha cumplido al país. Fue construida y pagada por el sector eléctrico para sustituir la generación contaminante y costosa con diésel por generación limpia con gas natural, especialmente en momentos en que el país más lo necesita. La Costa Caribe no tuvo racionamiento, ya que esta infraestructura respaldó las necesidades de combustible”, dijo Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas.

“La experiencia vivida con la regasificadora de Cartagena, teniendo en cuenta la creciente demanda de energía, nos lleva a ratificar que este tipo de plantas son fundamentales para asegurar la confiabilidad del sistema eléctrico nacional y le abrirá al país nuevas oportunidades en el mercado global de LNG. Con esta planta se podrá importar gas desde otros países cuando haya escasez, sin depender únicamente de dinámicas locales”, indicó por su parte Alejandro Castañeda director ejecutivo de Andeg.

@AlfonsoLpezSur2

Compartir