Economía
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

‘Invertimos US$1.000 millones y no hemos sacado ni una onza’

La multinacional minera asegura que debe haber un compromiso más eficaz del Gobierno Nacional para el desarrollo de la actividad extractiva.

Felipe Márquez Robledo

Felipe Márquez Robledo, presidente Anglo Gold Ashanti Colombia.

Fotógrafo: JUAN MANUEL VARGAS.

Economía
POR:
Portafolio
mayo 22 de 2017 - 10:03 p.m.
2017-05-22

“La minera lleva 14 años en Colombia, ha invertido cerca de 1.000 millones de dólares, no se ha producido una sola onza, opera tres proyectos declarados de interés nacional, no se ha construido infraestructura, pero seguimos con la apuesta”.

Estos son algunos de los argumentos expresados por Felipe Márquez Robledo, presidente de AngloGold Ashanti, en diálogo con Portafolio, al explicar las razones por las que, debido a los resultados de la consulta de Cajamarca, la multinacional surafricana redujo en dos terceras partes la inversión para el país en el 2017.

Y enfatiza que es necesario que el Gobierno Nacional realice una tarea de acompañamiento más eficaz, para que las comunidades escuchen de primera mano cómo son realmente los proyectos mineros. Así se evita que terceros lleven información falsa a la comunidad.

¿Después del resultado de Cajamarca consideraron detener la operación en Colombia?

Ese tema ha estado siempre sobre la mesa. La estadía de AngloGold Ashanti en Colombia se ha evaluado varias veces. Pero, después de la consulta en Cajamarca y la decisión de suspender las operaciones en La Colosa, la apuesta será por los proyectos en Antioquia.

¿Cuáles son esos proyectos?

El primero es el de la extracción de oro en Gramalote, municipio de San Roque, el cual ya está licenciado y posee todos los permisos mineros. En la actualidad, está en el proceso para cumplir con la licencia ambiental para entrar en la etapa de montaje a corto plazo. El segundo, es el proyecto Quebradona, de minería subterránea, para la producción de cobre en el municipio de Jericó, el cual está en su etapa inicial.

¿Que pasará en Támesis, con el proyecto Nuevo Chaquiro?

Hace parte del distrito minero de Quebradona. Pero en este momento no se está evaluando la posibilidad de operación. La actividad está concentrada totalmente en Jericó hasta que se entienda mejor cómo es el proyecto.

¿Cómo ha sido la operación de AngloGold Ashanti en los últimos cinco años?

En Colombia la empresa ha bajado la actividad exploratoria. En el 2012 teníamos 1.000 títulos mineros, hoy día, entre solicitudes y títulos no poseemos más de 150. No ha sido fácil pasar de la exploración al licenciamiento, la construcción y la explotación.

Próximamente serán ofertados 18 bloques mineros para producción. ¿AngloGold Ashanti estaría interesado en alguno?

No. En el 2012, cuando fueron ofertados los bloques, la subasta se realizó como si fueran yacimientos de hidrocarburos con entrega de información geológica. En minería no sucede lo mismo ya que no hay suficiente conocimiento geológico y es mucho el tiempo que se invierte para conseguirla. Mientras eso pasaba no se tenía tranquilidad con las comunidades hasta tener los permisos en regla.

¿Cuál es la observación de AngloGold Ashanti?

Colombia se está equivocando en pensar que la minería puede tener el mismo modelo exitoso que para la producción de petróleo.

¿Hay voluntad del Gobierno para sacar adelante la actividad minera?

El Gobierno tiene la voluntad de corregir los problemas. El inconveniente tiene que ver con las falsas verdades y los miedos que se les ha generado a las comunidades. Hay intereses políticos a costa de este sector. Al Ejecutivo se le hizo la invitación a actuar más y a decir menos.

¿Cuál es la comparación de la operación en Colombia con la de los demás países?

Colombia es el único país donde no hay operación y AngloGold Ashanti mantiene la apuesta. Las discusiones que se dan aquí no las hay en otro lugar. Hay operación en Brasil, Argentina, Estados Unidos, Australia, Suráfrica, Ghana, Malí, la República del Congo, entre otros. Y en estos países no se discierne si vale más el agua o el oro. Al lado de los proyectos mineros siguen las fuentes hídricas sin contaminación y la agricultura.

¿Y Ecuador?

Como multinacional analizaríamos posibles inversiones. La legislación en ese país no da paso a las discusiones, se involucra a las comunidades pero la llave va por delante. Pero AngloGold Ashanti fortalece sus operaciones actuales.

¿Cuál es la inversión que esta ejecutando AngloGold para el 2017 en el país?

A 2017 se llega a US$1.000 millones invertidos sin haber extraído una sola onza de oro. Se tenía un presupuesto para el presente año de US$95 millones. Pero después de la consulta de Cajamarca y de haber repensado paso a paso la operación se bajó a US$34,6 millones.

¿Qué espera AngloGold Ashanti del Estado?

Que lidere una discusión donde lleve a las mineras de la mano con las comunidades; tienda un canal directo y claro; impida el arribo de terceros que propaguen falsas verdades llenando vacíos de información; ayude a que las comunidades entiendan que la industria minera es totalmente regulada; y se debería imponer una licencia para la exploración, así se daría certeza. Acción, solución y menos discusión.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio