1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

La lucha contra narcos adopta un enfoque empresarial

La Policía Antinarcóticos plantea que la industria de las drogas ilícitas se especializa y también lo debe hacer la acción de las autoridades.

General Fabián Laurence Cárdenas Leonel, director de la Policía Antinarcóticos.

General Fabián Laurence Cárdenas Leonel, director de la Policía Antinarcóticos.

Carlos Ortega/Portafolio

POR:
Portafolio
junio 01 de 2018 - 08:15 p.m.
2018-06-01

El narcotráfico es manejado hoy con un enfoque empresarial y de la misma manera la lucha contra este flagelo debe cumplir su papel con estándares aún mayores.
Así piensa el general Fabián Laurence Cárdenas Leonel, director de la Policía Antinarcóticos, quien habló con Portafolio acerca de los retos que tiene esa labor y del papel del sector privado en esa faraónica tarea.

(Lea: Colombia fortalece su lucha contra el soborno y la corrupción)

¿Su trabajo cómo toca al sector empresarial?

Lo primero es que el narcotráfico afecta a todas las instancias, no solo al sector público sino también al privado. Los conceptos que articulan y proyectan el desarrollo de un país se soportan en gran parte en el intercambio de bienes y servicios; una de las grandes lineas que impulsan el desarrollo de la economía es la inversión, y en esta resulta crucial la confianza. Por el narcotráfico se genera toda una cultura de la ilegalidad que transforma nuestros principios y valores, y se desarrolla una economía informal que a la postre produce burbujas que ahogan la economía. Este no es solo un tema de seguridad y convivencia, sino de proteger el principal activo de un país, que es su gente. Por eso, para enfrentar el narcotráfico hay que desarrollar todo un frente común entre el sector público y el privado.

(Lea: Lucha contra las drogas y bases militares

¿Cómo blindar las empresas para que este mal no las penetre?

La confianza se construye a través de la dinamización del relacionamiento entre las diferentes autoridades y el sector privado. Eso hay que renovarlo frecuentemente a partir de conocerse, apoyarse y participar activamente en los sistemas de lucha contra el crimen organizado. A propósito de eso, la institución, liderada por la Dirección Antinarcóticos, ha desarrollado toda una ofensiva nacional contra que está soportada en el concepto de sistema de lucha contra las drogas ilícitas.

(Lea: Candidatos no hablan de programas de prevención en lucha antidrogas

¿Cómo es eso?

Producto de un ejercicio metódico donde participaron diferentes instancias de la academia, sector público y privado, Fiscalía y centros de pensamiento de Reino Unido, Estados Unidos, España y Francia, entre otros, se ideó este concepto de n sistema y se identificaron varios subsistemas que debemos afectar.

¿Cuáles subsistemas?

Lo que pretendemos es articular esfuerzos no solo contra la producción, sino contra la desarticulación de estructuras del crimen organizado, contra sus finanzas, afectar los insumos para los laboratorios, desarrollar líneas de interdicción marítima, terrestre y aérea de alcaloides; conocer cuál es la conformación molecular de las plantas y buscar las líneas de desarrollo que están impulsando a nivel internacional.

¿Funciona esta industria delictiva como empresa?

Cuando se habla del sistema crimen organizado, este utiliza gran parte de los conceptos de la gerencia moderna, como el modelo de marketing para intimidar y volver atractiva la droga frente a los consumidores; el outsourcing a la hora de subcontratar las diferentes líneas; distribución a nivel internacional, la logística y la especialización. Por eso debemos estar muy enfocados en lo empresarial al enfrentar este problema, la Policía se tiene que especializar y traer los mejores hombres.

¿La ilegalidad cómo utiliza las empresas?

En algunos casos ellas son víctimas. Los empresarios nos están apoyando bastante para blindar toda la cadena logística y certificar procesos para que las operaciones se hagan con protocolos rígidos y articulados con la Dian y la Policía. Por otra parte, no queremos estigmatizar al sector productivo que es el que jalona la economía, pero también hay compañías, aunque pocas, de fachada y utilizan su marca para transportar alijos.

¿Qué mecanismos nuevos están usando?

Están usando las empresas de azar, algunos sectores como el de los moteles y en alguna medida el transporte, sobre todo donde el control de las autoridades es mínimo.

¿Qué sectores son más vulnerables?

El más vulnerable es el sector exportador. En algunos casos los narcos tratan de vulnerar sobre todo las empresas bananeras que van hacia los puertos de Holanda, España y Bélgica, pero no quiere decir que ellos no hayan tomado medidas de seguridad para proteger su cadena exportadora.

¿Que debe hacer una empresa cuando sospecha que la están utilizando?

Debe acudir a las autoridades. En cada puerto nosotros tenemos un servicio de seguridad; también pueden denunciar a través de la línea 167, acudir a la Dirección Antinarcóticos o ante la autoridad que crean conveniente para informar cualquier procedimiento que crean que no cumple las normas específicas de los procesos de exportación.

¿Qué tantos bienes están incautando?

Cada vez fortalecemos más estos procesos y nos especializamos en conocer las estrategias que utilizan para evadir el control de las autoridades. A través de técnicas contables se les hace seguimiento y los resultados se van a dar en un futuro muy próximo.

¿La extinción de dominio sigue siendo un tema problemático?

Es justo lo que estamos tratando de mejorar con la Fiscalía, que cada vez sean más expeditos y puntuales los procesos, sin que esto implique no respetar los derechos fundamentales.

¿Cuánto se demora un proceso de esos?

Ese es el gran reto, disminuir los tiempos en los procesos de este tipo. Es lo que estamos definiendo con la Fiscalía.

Compartir