1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Las claves para que el PIB agrícola se duplique en los próximos 5 años

Según un estudio de Procultivos, si se priorizan el cacao, el mango y la palma, el crecimiento anual del campo podría pasar de 2% a 4%.

María Helena Latorre, directora ejecutiva de la Cámara Procultivos de la Andi.

María Helena Latorre, directora ejecutiva de la Cámara Procultivos de la Andi.

Cortesía Andi

POR:
Portafolio
julio 15 de 2018 - 04:47 p.m.
2018-07-15

La industria de los fertilizantes y plaguicidas del país, que tiene ventas anuales que rondan los US$1.200 millones, aspiran a que el PIB agrícola se duplique en los próximos años. Según un estudio contratado por Procultivos, si se priorizan los cultivos de cacao, mango y palma, este indicador podría pasar de 2% a 4% anual, en los próximos cinco años.

En diálogo con Portafolio, María Helena Latorre, directora ejecutiva de la Cámara Procultivos de la Andi, manifestó que las productividades de los cultivos pueden aumentar hasta un 35% con paquetes tecnológicos.

(Lea: Proyección de Anif dice que el PIB agropecuario crecerá 2,4 % este año). 

¿Cómo ve el panorama de ingresos de la industria al cierre de este año?

En cuanto a las ventas nacionales, creemos que se mantendrán en lo mismo del año pasado, que fueron de US$1.200 millones, porque la agricultura no está creciendo.

Hay mucha expectativa de los empresarios de plaguicidas y fertilizantes, por eso hay inversiones, porque esperamos que esa agenda pública se dedique a que la agricultura no solo crezca en su frontera agrícola, sino que diversifique la canasta. De hecho tenemos un estudio en donde mostramos qué nuevos cultivos podrían dinamizar la agenda agrícola y hacer que Colombia, en vez de seguir estancada con un crecimiento en valor de 2% cada año, que es el crecimiento de la agricultura, llegue a un 4% en cinco años. Esto si nos enfocamos en cacao, mango y palma. Estos producen alrededor de US$1.450 millones y en cinco años se podría hablar casi de US$4.000 millones. Hay que decir también que Ecuador está creciendo 3,8% en su PIB agrícola y Chile, 4,8%, o sea los vecinos crecen y nosotros seguimos con el 2%.

¿Qué estadísticas hay de agricultores utilizando nuevas tecnologías en plaguicidas y fertilizantes?

Uno podría estar hablando todavía que 2,5 de 10 agricultores lo hacen, porque realmente es un tema cultural, que tenemos que ayudar a mejorar. Sin dudarlo hay que mejorar el paquete de nutrición para los cultivos.

En el tema de plaguicidas, hay que decir que no sabemos proteger el campo de las plagas y de las enfermedades. Muchas veces, por mal manejo o porque no atendemos rápidamente una situación fitosanitaria, el cultivo se vuelve resistente, o lo azota una plaga o lo mata un hongo. En este sentido, tenemos un programa en el cual las industrias han trabajado que se llama Cuidagro.

¿Cuál es el potencial de crecimiento en producción si se aplican las tecnologías adecuadas?

Pueden mejorar en una primera cosecha bastante. Lo decimos con autoridad porque esta Cámara ha trabajado ya en núcleos productivos, con papicultor, cacaocultores y floricultores. Cuando avanzamos con un paquete de nutrición y de protección, estamos viendo que los incrementos son del 25% hasta el 35% en productividad.

¿Cómo reeducar a los agricultores colombianos para que adopten estas medidas?

Tenemos un programa que se llama Mentes Fértiles, el cual intenta llegar al corazón del agricultor para mostrarle los resultados y que mejore la nutrición que le hace a su cultivo. Está comprobado, y no lo decimos nosotros sino el Instituto Internacional de Nutrición, que los cultivos en Colombia aguantan hambre. Imaginémonos lo que le sucede a alguien cuando aguanta hambre, a cualquier vida sea vegetal, animal o humana. Aguantar hambre significa enfermarse, defensas por el piso, nada de productividad, etc.

¿Cómo va el programa de acercar los apicultores con los agricultores para aumentar la productividad?

Es bien oportuno el tema porque cuando uno habla de cultivos de exportación, uno cae en cuenta que justo esos cultivos tienen que tener muy buenas productividades y la polinización de abejas aporta mucho a eso. Por ejemplo en aguacate, por cuenta de las abejas se puede crecer en un 100% de la productividad y en piña, en un 60%.

Dado eso, hemos identificado que los apicultores y agricultores están divorciados, no se comunican, son a veces vecinos y ni siquiera se enteran. Por eso estamos realizando jornadas, un plan en donde por todo el país conectamos al agricultor y al apicultor vecinos. Les demostramos cómo el cultivo vecino podría mejorar su productividad si le contrata la polinización del apicultor. Sabemos que con apicultura y agricultura vamos a tener alimentos. Hemos visto que a veces aparecen esos fantasmas que quieren seguir divorciando la apicultura de la agricultura, como por ejemplo que los agricultores matan las abejas. Si seguimos en esa sintonía no vamos a lograr la agricultura que queremos ni la apicultura que queremos.

¿Cuáles son las tendencias mundiales en plaguicidas y fertilizantes?

En los plaguicidas, que se trata de proteger al cultivo, cada vez hay más avance en el tema de manejar integralmente el cultivo. No solo hay que saturar un cultivo de químicos, o dejarlo sin estos. Hay que tener una integración entre el manejo biológico, químico, físico y cultural. Esa es la tendencia con estas tecnologías, para que los cultivos sean sanos para los mismos agricultores y para los consumidores. Creer que sin tecnologías podemos sacar adelante la agricultura es una locura.

El agro mundial necesita crecer al ritmo de 50% en la producción cada año para poder alimentar las 9.700 millones de personas en el 2050. Si queremos llegar allá alimentando la gente, pues necesitamos tener una agricultura sostenible con usos de tecnología para poder producir más.

PEDIDOS AL GOBIERNO 

María Helena Latorre, directora de Procultivos, espera que el próximo Gobierno “valore mucho a esta industria. Pueden darse medidas que por no conocer bien este sector, por confundir el mundo de los plaguicidas con los fertilizantes, por confundir que la agricultura necesita el regalo de los agroquímicos, podríamos perder la oportunidad de generar y de construir colaborativamente esfuerzos, para que el agro maneje bien las tecnologías, con el fin de que sea eficiente y se enfoque en aumentar la productividad.

Hubo gobiernos que amenazaron con querer controlar los precios de estos agroquímicos, pero eso ya ha desaparecido. Gracias a que los tienen vigilados en precios, el Gobierno se ha dado cuenta que no hay nada raro”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Compartir