1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Las propuestas para reactivar la industria del país

Crear una base exportadora estable y cambiar el Estatuto Tributario, son algunos de los planes del gremio para salir del rezago.

Industria

Desde la perspectiva del vocero de la Andi, hay que dejar atrás el abandono de la industria cuando se empieza a recuperar el petróleo.

Archivo portafolio.

POR:
Portafolio
febrero 16 de 2018 - 12:57 p.m.
2018-02-16

La industria colombiana viene de capa caída desde hace dos años, y en el 2017, según reveló este miércoles el Dane, se contrajo en 0,6 por ciento, mientras que solo en diciembre, cuando normalmente lleva mejor velocidad, cayó en 0,8 por ciento.

Inclusive, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, además de destacar que sin la refinación de petróleo, la caída del sector es de 1,9 por ciento, “algo que ya tiene que resultar llamativo para cualquier colombiano”, alertó que “el plan de choque Colombia Repunta se anunció hace un año y aún no sale el decreto con los estímulos anunciados para reactivar la industria”.

(Lea: Producción industrial cayó 1,1% en 2017, de acuerdo con Encuesta de Opinión Industrial de la Andi

Encadenado con el comercio, que es el que vende gran parte de la producción industrial, también cayeron las ventas minoristas: –0,9 por ciento en el año y –3,8 por ciento en diciembre, lo que llevó al presidente de Fenalco, Guillermo Botero, a considerar que el 2017 “es un año para olvidar, debido a la profunda crisis del consumo”.

La divulgación de estos resultados generó preocupación en varios gremios, los cuales lanzaron de paso sus propuestas para intentar reactivar una rama que genera 26 por ciento de empleos, mientras que la del comercio aporta el 30 por ciento de los puestos de trabajo.

(Lea: Producción industrial cayó 0,6% en el 2017

Mac Master, líder del gremio que agrupa a empresas de todos los sectores industriales, dice que ya han hecho llegar propuestas concretas al Gobierno, sobre las cuales espera pronta respuesta: “En el contexto de una política contracíclica, es necesario el apoyo a los exportadores, que están en franca desventaja frente a la tasa de cambio”.

Desde la perspectiva del vocero de la Andi, hay que dejar atrás el abandono de la industria cuando se empieza a recuperar el petróleo.

(Lea: Economía colombiana creció 1,8 % durante el 2017

“Es indispensable crear una base exportadora estable, que se logra equiparando las condiciones de los industriales con las que tienen los de los países de la Alianza Pacífico. Otro incentivo inmediato que ha propuesto la Andi es “el del subsidio a la tasa de crédito para el que compre electrodomésticos producidos en el país, algo que, pese a la receptividad que tuvo en el Gobierno, aún no ha sido reglamentado”.

ALTERNATIVAS

Entre tanto, el gremio de plásticos Acoplásticos, que tiene bajo su sombrilla a compañías que producen artículos de plástico (creció 1,9 % en el año), área petroquímica (4,9 %), química (1,2 %), caucho (9,4 %), pinturas, tintas y fibras, elaboró un listado de alternativas para reactivar la industria.

Las estrategias, que en total suman 50, van desde propuestas en temas tributarios, ambientales y laborales. Otras están encaminadas a ampliar mercados y racionalizar trámites, o las que se refieren a costos y eficiencia energética.

Es así como, para Acoplásticos, es necesario apretar tuercas con el recurso humano, en el sentido de “poner límites a la estabilidad laboral reforzada para líderes sindicales.

El gremio estima que al momento de reubicar a un trabajador, por motivos de salud que nada tienen que ver con la empresa, los costos los asuma el Estado.

OTRA BAJA EN RENTA

Los industriales ahondan en temas espinosos como el de los impuestos, alrededor del cual dicen que es hora de hacer lo que se ha propuesto en múltiples oportunidades, pero nunca se ha logrado: cambiar el Estatuto Tributario para facilitarle la vida al contribuyente: simplificarlo y dejarlo en 300 o 400 artículos de los 900 que tiene hoy.
Meterle mano al régimen impositivo territorial, que, al decir de Acoplásticos, tiene “impuestos innecesarios como estampillas”, es otra tarea urgente.

Y como lo que pide la industria es promover la competitividad, expresan que sería conveniente poner límite a impuestos como el de alumbrado público. Los industriales también abogan por una nueva reducción al impuesto de renta, que ya les fue bajado al 25 por ciento.

Adicionalmente, quieren que su declaración de renta quede en firme en menor tiempo, si cumplen con el requisito de aumentar el porcentaje del impuesto por pagar de un año a otro en una cifra determinada, por ejemplo 5-10 por ciento.

Los industriales quieren un verdadero revolcón al sector, por lo que reclaman, entre otras medidas, “más incentivos para la instalación de paneles fotovoltaicos para la producción eficiente de energía en plantas de producción y hogares”.

En los 50 ítems, los industriales se meten con todo. Pero se destaca que pidan “eliminar el cobro asociado a inspecciones con escáner para exportaciones, o al menos regularlo para que sea igual –e idealmente muy bajo– en todas las aduanas”. También, que existan alertas tempranas para enfrentar casos de competencia desigual en importaciones, y “poner en marcha programas para el aprovechamiento de los acuerdos comerciales vigentes, para identificar exportaciones productivas y modelos de negocio”.

COMERCIO AL POR MENOR NO DESPEGÓ EN 2017

En diciembre pasado, las ventas al detal bajaron 3,8 % ,cuando en igual mes del 2016 habían crecido el 6,2 %. En todo el 2017, la caída del sector fue de 0,9 %, frente un alza de 1,6 % en el 2016. Según el Dane, la reducción en las ventas al por menor durante 2017 se explicó, entre otros, en una baja del 7 % del sector de vehículos y motocicletas y en autopartes. Sin embargo, las ventas de alimentos (víveres en general) y bebidas no alcohólicas crecieron 4,2 %, y según las fuentes consultadas por el Dane, se debió a las mayores campañas promocionales y apertura de establecimientos. El presidente del gremio Fenalco, Guillermo Botero Nieto, dijo que los resultados del comercio al por menor durante el 2017 evidencian que la microeconomía está abandonada, y que subir el IVA del 16 al 19 por ciento fue un total desastre.

ASÍ LES FUE A OTROS SECTORES

Alivio comercial

Tras 40 meses, el país volvió a registrar superávit comercial mensual(US$ 486 millones en diciembre). Y el déficit comercial se redujo 44,3 % en 2017, a US$ 6.177 millones, pues las importaciones sumaron US$ 43.977 millones y las exportaciones, US$ 37.800 millones. “La importación de equipos hará que las obras impulsen la economía”, dijo María Claudia Lacouture, jefe de AmCham Colombia.

Récord hotelero

El año pasado, la ocupación hotelera marcó un nuevo récord al cerrar en 56,3 por ciento, la más alta en 12 años, producto del ingreso de más turistas extranjeros, entre otros, según el Dane. El dato contrastó con un estancamiento en sus ingresos reales, es decir descontando la inflación, pues estos no tuvieron variación el año pasado, mientras que en el 2016 subieron 5,1 por ciento anual.

Bajonazo en vivienda

Además de una reducción del 6,3 por ciento en el área aprobada para construcción de vivienda en el 2017, el metraje de los proyectos nuevos que iniciaron obra también cayó en el cuarto trimestre del año un 8,6 por ciento, según el Dane.

Para el caso de la vivienda, el área nueva que comenzó a construirse en ese mes bajó 4,42 por ciento, y la de comercio se descolgó un 52,3 por ciento.

Inversión en obras civiles creció un 7 %

La inversión en obras civiles está disparada, al punto de que el crecimiento que registró este sector el año pasado, 7 por ciento, es el más alto visto desde el 2014, según el Dane.

Solo en el último trimestre del año pasado, este mismo sector creció un 8 por ciento, pero a diferencia de periodos anteriores no fue la inversión en obras de infraestructura (carreteras, puentes o túneles) la que está impulsando su dinámica.

Según el ente estadístico, dichos repuntes, tanto el del último trimestre como el del año completo, estuvieron impulsados, sobre todo, por el rubro otras obras de ingeniería, entre las que se cuentan estadios y otras instalaciones deportivas para el juego al aire libre y parques.

En este frente, el crecimiento alcanzado fue de 30,1 por ciento, en tanto que el aporte a la variación total del 2017 fue de 5,7 puntos porcentuales.

“Esto es consecuente con la fase en la que se encuentran buena parte de los proyectos de infraestructura y equipamientos urbanos a nivel local, pues en años previos se percibió una intensa actividad en materia de formulación y estructuración de proyectos que apenas entraron en etapa de ejecución”, dicen los analistas del Grupo Bancolombia.

Las construcciones para la minería, centrales generadoras eléctricas y tuberías para el transporte a larga y corta distancia son otros de los rubros con buena dinámica, lo que se refleja en el crecimiento del 10,9 por ciento visto el año pasado.

Para los analistas del banco, el proyecto de Ituango habría sido el motor de ese crecimiento, el cual podría continuar estimulando este renglón en los próximos dos años, aunque en menor medida “dado que el inicio de su operación parcial está programado para el final del presente año”.

Agregan que esos resultados reafirman sus expectativas frente al crecimiento de la economía en 2017, cuyo dato se ubicó en 1.8%.

“De cara a 2018 confiamos en que las obras civiles aporten a la aceleración de la actividad productiva. En particular, esperamos un mayor dinamismo de los proyectos 4G acompañados de la continua ejecución de Ituango”, puntualizan.

Pero no en todos los rubros los datos fueron tan positivos. Los pagos para construcción de carreteras, calles, caminos, puentes, vías sobreelevadas, túneles y construcción de subterráneos no crecieron en el 2017; por el contrario, reportaron un leve descenso de 0,1 por ciento.

La cifra contrasta con el avance observado para el grupo de 8,7 por ciento del 2016. Entre tanto, los pagos para la construcción de vías férreas, pistas de aterrizaje y sistemas de transporte masivo tuvieron una fuerte contracción del 20,2 por ciento, mientras que en vías de agua (ríos), represas, acueducto y alcantarillado, así como en obras portuarias, se vio un descenso del 7,5 por ciento.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS
redaccioneconomicas@eltiempo.com

Compartir