Los costos que le han dejado al país los paros en los últimos años | Economía | Portafolio
1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Los costos que le han dejado al país los paros en los últimos años

Se estima que Colombia ha perdido cerca de $9 billones en siete años por manifestaciones sociales. Sin embargo, la cifra podría ser incalculable.

Paro camionero

Decenas de manifestantes se han enfrentado con la Policía en el sector Higueras de Duitama.

CEET

POR:
Portafolio
mayo 10 de 2017 - 09:47 a.m.
2017-05-10

Este miércoles, avanza en el país una nueva jornada de movilizaciones ciudadanas, esta vez convocadas por los taxistas, quienes exigen la salida inmediata de aplicaciones tecnológicas como Uber del país.

Esta jornada de protesta se realiza en 25 ciudades del país y otros sectores se han unido a ella en distintas ciudades. En Bogotá, los profesores también anunciaron movilizaciones pacíficas para este jueves.

(Lea: Así está planeado el paro de taxistas para este miércoles). 

Este tipo de eventos se han vuelto comunes en los últimos años en el país. Cada vez son más las personas que salen a las calles a manifestar su inconformismo.

Entre el 2010 y este año (tiempo que lleva en el poder el presidente Juan Manuel Santos) el país ha vivido 20 grandes paros, que han costado cerca de 9 billones de pesos.

Para la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), hace cuatro años el país sintió con mayor fuerza los efectos de estas protestas.

“El 2013 fue un año para olvidar en materia de protestas sociales en Colombia, pues cubrió los importantes sectores del agro, transporte, minería, justicia y educación. Los costos económicos se acercaron a $1,8 billones (0,4% del PIB del 2013 como un todo), mientras los costos más gravosos, los institucionales resultan incalculables. De hecho, las promesas de congelamiento de precios de los combustibles han afectado negativamente las finanzas e institucionalidad del propio Ecopetrol y por la vía de los repetidos subsidios estamos empezando a arriesgar la solidez fiscal de Colombia”, advierte el centro de estudios económicos.

De acuerdo con la Anif sólo en ese año el país perdió casi 2 billones de pesos.

Además, de las pérdidas económicas, esos paros generaron seria desestabilización institucional, con abrupta caída en la aprobación del gobierno.

(Los efectos del paro camionero). 

Así mismo, dichos paros forzaron al gobierno a asignar cerca de $1,5 billones de recursos del Presupuesto de la Nación para atender clamores del sector cafetero y transportador, entre otros, lo cual requirió tener que postergar, para el 2015, el inicio del desmonte del Impuesto a las Transacciones Financiera (4x1.000), según Ley 1694 de 2013.

Esa delicada situación socio-económica volvió a repetirse y, con mayor virulencia, cuando se dio el Paro Nacional Agrario, generándose traumáticos bloqueos a la actividad económica, que impactaron la inflación.

A esos paros se sumó el camionero, el año pasado, el cual aún el país siente sus efectos en el costo de vida.

ASÍ AVANZA LA JORNADA DE HOY

Desde las 5 de la mañana, centenares de taxistas iniciaron una protesta contra la operación supuestamente ilegal de la plataforma tecnológica Uber, marchando desde diferentes puntos de la ciudad, sin ocasionar mayores problemas de movilidad, según informaron autoridades de transporte.

“Inician las marchas del gremio de taxis en Bogotá, las movilizaciones se desarrollan con normalidad a esta hora”, señaló la Secretaría de Movilidad de Bogotá en su cuenta de Twitter.

El organismo agregó que en la capital aproximadamente 1.500 vehículos participan de la manifestación.

La protesta de los taxistas, que en su mayoría no está prestando el servicio, busca presionar al Gobierno para que bloquee la plataforma tecnológica Uber, “por ser ilegal” y porque “tiene a miles de conductores en la quiebra total”, aseguraron algunos de sus voceros.

“No queremos bloquear vías, vamos a hacer una marcha pacífica” manifestó uno de los conductores en el norte de Bogotá.

“No más transporte ilegal, Uber fuera”, “Santos, no más Uber” señalan algunas de las pancartas con las que los taxistas marchan lentamente hacia el centro de la ciudad. Las protestas se realizan también en otras ciudades como Pereira, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla, Neiva, Villavicencio, entre otras, en donde se registra un plan tortuga que ha ocasionado que el transporte sea lento, y en donde se han intentado presentar bloqueos que han sido disueltos por la Policía.

Compartir