1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Los 10 bienes que pagan más aranceles al ingresar al país

Vehículos para transporte de mercancías y personas, maíz duro, medicamentos, calzado y neumáticos sumaron cerca de $1 billón en gravámenes durante 2017.

Aranceles

Una subpartida de medicamentos pagó $71.187 millones en aranceles, el año pasado, según informaciones de la Dian.

Reuters

POR:
Portafolio
marzo 07 de 2018 - 09:12 p.m.
2018-03-07

En las aduanas nacionales, bienes como vehículos para transporte de mercancías y personas (como camperos), maíz duro amarillo, medicamentos, calzado y neumáticos, pagaron cerca de $1 billón en aranceles, durante el 2017, según un listado de la Dian.

Según la entidad, “cada gobierno, mediante el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, elabora una política comercial. El hecho de que bienes como calzado y vehículos hagan parte de esta lista responde a una necesidad de proteger a la industria nacional”.

(Lea: Panamá aumenta los aranceles a bienes que lleguen de Colombia)

Asimismo, el Ministerio de Comercio estableció un ranquin de los productos internacionales que llegan al país y que más arancel pagan, siempre y cuando vengan de naciones con las que Colombia no tenga un TLC vigente.

Allí aparece en primer lugar la leche con 98%, lactosuero (94%), carne en canal (80%), arroz (80%), desperdicios de carne (70%), fríjol (60%) y maíz blanco (40%). Esta cartera explica que al agregar el componente variable del Sistema Andino de Franjas de Precios se destacan los trozos de pollo con 159%, azúcar blanco (64%), azúcar crudo (59%), maíz amarillo (55%) y fríjol de soya (35%).

(Lea: Invima tramita acceso de alimentos a otros ocho mercados en 2018

Javier Díaz, presidente de Analdex, manifestó que “se debe tener en cuenta que los principales países de donde importamos son Estados Unidos y China. Mientras que con el primero hay un TLC vigente, así hasta ahora empiece la desgravación del arroz, con el segundo sí hay un pago de aranceles.

(Lea: Panamá alista medidas de retorsión contra Colombia

Además, hay que señalar que grados de dispersión en los aranceles. Se ha generado una distorsión por parte de grupos de poder a través de lobby o presiones con el fin de imponer aranceles más altos”. Díaz complementó que hubo un intento por tener un arancel más plano en Colombia, como lo hace por ejemplo Chile, sin embargo, esto no avanzó. “El nuevo gobierno debe entrar a mirar cómo modifica la estructura arancelaria, para que no haya tanta dispersión”, puntualizó el presidente de Analdex.

Por otro lado, Horacio Ayala, exdirector de la Dian, aseveró que “el tema arancelario se ha vuelto complejo en la medida en que Colombia ha ido firmando convenios parciales y TLC. Para la Dian es muy difícil controlar cuando hay dos variables de por medio como los aranceles y los cupos, por lo tanto la dispersión de aranceles es un problema casi inevitable; termina siendo selectivo. Además, el arancel ha ido perdiendo importancia y ahora el recaudo del IVA es más importante. El arancel se ha vuelto más un mecanismo de retaliación o de presión para alguna situación particular, como la de Ecuador con Colombia, o incluso la de Trump con el acero y el aluminio”.

Un borrador del Banco de la República destaca que “un elemento que resalta de la información de la encuesta de comercio exterior son los pagos por derechos aduaneros (arancel, IVA, y otros impuestos). Estos representan cerca del 40% del costo total de comerciar.

En los debates sobre costos casi siempre se propone reducir el arancel para reducir costos, olvidándose de los otros elementos del costo que representan el 60% restante del costo total”.

El documento añade que “es probable que ese sea el instrumento preferido porque es el único elemento que las autoridades pueden afectar, y para ello basta emitir un decreto, lo que permite comprobar que la acción se llevó a cabo; lo que no se puede saber, sin embargo, es si los costos disminuyen. Lo único cierto de la reducción es que ella cambia la distribución de rentas del Estado hacia ciertos grupos del sector privado”. El análisis concluye que “menores aranceles pueden disminuirle los costos a un empresario, pero ello no garantiza menores precios para los consumidores si quien se beneficia con la reducción tiene, por ejemplo, un monopolio sobre el producto que se importa”. En otro estudio sobre la política comercial, un borrador del emisor dijo que “el país está lejos de tener un régimen de comercio exterior liberalizado, pues se sustenta fundamentalmente en medidas administrativas que buscan objetivos proteccionistas, pero no en medidas explícitas de precios como aranceles y subsidios directos”.

Andrés Felipe Quintero Vega
En Twitter: @QuinterovAndres

Compartir