1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Luz verde definitiva al metro de Bogotá, TM en Soacha y el Regiotram

Por primera vez desde que se anuncia el metro, este proyecto pasó su etapa de no retorno, con la firma de los convenios interadministrativos necesarios entre la Nación y el Distrito.

Metro de Bogotá

Archivo particular.

Archivo Particular

POR:
Portafolio
noviembre 09 de 2017 - 06:29 p.m.
2017-11-09

Dos días antes de que se cumpliera el plazo final, la Nación, Bogotá y Cundinamarca firmaron los convenios interadministrativos, con los cuales se les da vía libre a la primera línea del metro capitalino, al Regiotram y a las fases 2 y 3 de TransMilenio (TM) en Soacha.

(Lea: Confis aprobó vigencias futuras el metro de Bogotá y el Regiotram)

En principio, dichos proyectos tuvieron el aval del Consejo Superior de Política Fiscal (Confis), que en la noche del miércoles aprobó vigencias futuras de la Nación por un total de $17,1 billones, distribuidos así: Metro de Bogotá ($15,1 billones), Regiotram ($1,3 billones) y TM en Soacha ($632.000 millones).

(Lea: Este será el paso a paso de la construcción del metro elevado de Bogotá)

A su turno, Enrique Peñalosa, alcalde de Bogotá, dijo: “Agradezco a todos por este metro para Bogotá, que será una realidad y será para todos, para los que nos apoyan y para los que no; el proyecto generará un nueva Bogotá”. Agregó que “este quedó totalmente asegurado y ningún alcalde o presidente podrá descarrilar el proyecto, de modo que es una realidad”.

Vale recordar que la primera línea del metro contará con una longitud de 23,96 kilómetros, 15 estaciones y un patio taller, ubicado en el suroccidente de la capital.
Además, su frecuencia será de unos 20 trenes por hora y, según Planeación Nacional, su demanda máxima al inicio de operaciones será de 26.500 pasajeros por hora y sentido.
Para este proyecto, el proceso licitatorio comenzaría en diciembre próximo y duraría un año, lapso en el que se estructurarían los pliegos y se adjudicarían los contratos. La construcción iniciaría en el 2019.

Por el lado del Regiotram, (que unirá a Bogotá con Facatativá, municipio que un futuro tendrá el aeropuerto El Dorado 2), antes de terminar el año comenzará la estructuración de los pliegos definitivos.

Jorge Emilio Rey, gobernador de Cundinamarca, indicó que “los pliegos se alistarían durante el primer semestre del 2018, con el fin de que en el resto del año se puedan abrir y ser adjudicados a finales del mismo. Así, las obras comenzarían en el 2019”.
De este modo, tanto los trenes del Regiotram como los articulados del TM a Soacha comenzarían a rodar entre finales del 2021 y principios del 2022, fechas en los que también iniciaría operaciones el metro capitalino.

Así las cosas por primera vez, desde que se ha anunciado el metro para Bogotá, este proyecto pasó su etapa de no retorno, toda vez que ya tiene recursos definitivos de parte y parte, además de que está a punto de contar con estudios y diseños al 100%.

Justamente este último punto fue uno de los más polémicos en el Concejo de Bogotá, pero según Argelino Durán, presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI): “Vemos que el avance es suficiente para que decir que es viable. Ya están los estudios en etapa de entrega y se necesitan documentos formales, que están en revisión y se pasarán pronto a la interventoría, con el fin de que les dé su aval”.

Compartir